«No ha existido negligencia política»

«No ha existido negligencia política»
Antonio 'Sane'
Hace ya una semana del derrumbe de la calle del Sol

César Díaz rechaza los motivos por los que el PSOE y el PRC han pedido su dimisión: «Si hay responsabilidades, el Ayuntamiento las va a asumir, pero antes habrá que esclarecer los motivos del derrumbe»

Violeta Santiago
VIOLETA SANTIAGOSantander

César Díaz estuvo ayer en el ojo del huracán, tras haber pedido su dimisión los dos principales partidos de la oposición santanderina acusándole de haber hecho «dejación de funciones» y de haber estado más diligente concediendo licencias al empresario Guillermo Vega que preocupado por las denuncias de los vecinos del número 57 de la calle del Sol, que hace una semana sufrieron el derrumbe parcial de su edificio.

El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Santander -que en las primeras horas guardó silencio y dejó que la alcaldesa hiciera una defensa cerrada de su trabajo- declaró ayer que piensa seguir en su puesto, que «no ha habido negligencia política» y que todos los expedientes se gestionan «sin injerencia política alguna» por lo que negó que haya habido trato de favor hacia Dos Imanes Producciones, firma que estaba rehabilitando el local de la antigua coctelería Master, junto al túnel de Tetuán.

«Ha sido el propio Consistorio el que ha abierto un expediente para investigar»

El concejal de Infraestructuras, Obras y Vivienda avanzó que «si hay responsabilidades, el Ayuntamiento las va a asumir, pero para saber a quién corresponden estas responsabilidades habrá que esperar» a los informes que esclarezcan los motivos por los que se produjo un desplome que ha dejado sin casa a 27 personas.

Con el objetivo de depurar estas responsabilidades, Díaz recalcó que su departamento ha pedido datos al resto de las partes implicadas. Esto es, al arquitecto que realizó el informe pericial con el que se pidió la paralización de la obra en el Consistorio (Javier Fernández-Cotero), al director de las obras que se estaban desarrollando en el local (del estudio de ingeniería Tainsa), al promotor de los trabajos (la empresa de hostelería Dos Imanes Producciones, cuyo administrador único es Guillermo Vega), al contratista que las estaba ejecutando (Millán-IC Multiservicios) y a la comunidad de propietarios.

Una semana después

Esta tarde, a las 18.00 horas, se cumple ya una semana del derrumbe parcial de dos caras del bloque que ocupa el número 57 de la calle del Sol. Para hoy está previsto continuar con los trabajos de apuntalamiento de la zona del edificio más próxima a los lados que se cayeron. Ayer se acometió la consolidación del machón (pilar) afectado que se esperaba que hubiera fraguado para hoy, lo que permitirá seguir adelante para asegurar la parte del bloque que sigue en pie.

Mientras, los vecinos que han conseguido recuperarse del susto han iniciado contactos con sus respectivas compañías aseguradoras, aunque cada cual tiene el seguro de la vivienda con una compañía. La comunidad de propietarios también tiene un seguro para las áreas y contingencias comunes. Fuentes vecinales señalaron ayer que todas las respuestas están pendientes de hilos: es probable que no se aten los cabos hasta que no se diriman responsabilidades.

El lunes, Pedro Casares y José María Fuentes-Pila (portavoces municipales socialista y regionalista, respectivamente) denunciaron que la actuación municipal «genera serias dudas y sospechas» por razones como la «ultrarrapidez» con que se concedieron las autorizaciones de obra o el hecho de que se estuvieran invirtiendo 200.000 euros en el acondicionamiento del local de hostelería -a cuya actuación los vecinos señalan como causante de sus males- cuando el titular solo había pagado tasas municipales para una reforma de 30.000 euros.

«Voy a seguir promoviendo que se investiguen los hechos y se fijen responsabilidades»

El edil responsable de Obras no contestó de forma directa a estas cuestiones, pero se autorreivindicó como «escrupuloso y riguroso» con su trabajo al tiempo que sostuvo que él no se inmiscuye en el desempeño de los funcionarios «ni mucho menos marco los plazos para cada trámite de mi concejalía. Lo primero, porque no me corresponde y lo segundo, porque soy muy respetuoso con su trabajo, que desarrollan con absoluta independencia y profesionalidad».

«Saben que no tiene que ver»

Así, Díaz lamentó «profundamente» la rapidez con que los partidos de la oposición piden dimisiones, dando razones que «saben perfectamente que nada tienen que ver con mi labor». «Es una auténtica barbaridad insinuar que, por el simple hecho de presentar un escrito en el registro del Ayuntamiento, tenga que ser conocido por el concejal. No se me puede achacar falta de actuación o de preocupación cuando nadie me ha informado de que se hubiera presentado un informe o una solicitud determinada», evidenció.

«Es una barbaridad insinuar que el concejal tenga que conocer un escrito que entra»

En este caso en concreto, según aseguró, fue el mismo miércoles por la mañana cuando el concejal solicitó toda la información sobre los expedientes en cuestión. «Y es en ese momento cuando soy conocedor de la presentación del segundo escrito por parte de la comunidad, al que se adjuntaba el informe emitido por un arquitecto, ya que ni los servicios técnicos municipales ni los propietarios me habían trasladado» el problema que tenían.

El edil aportó un para de datos para explicar la «amplia y muy variada casuística» que pasa por su departamento en un año: en 2016, se tramitaron en el municipio 3.550 licencias de obra y se cursaron alrededor de 600 expedientes de disciplina urbanística.

Díaz también rechazó que la oposición le recrimine haber otorgado trato de favor a esta empresa en concreto (Dos Imanes Producciones) porque la tramitación de los expedientes «tiene su curso en el plano técnico, sin injerencia política alguna» y porque sus relaciones personales «son completamente ajenas» a su trabajo. «Mis relaciones personales se quedan fuera del Ayuntamiento, es un máxima que llevo a rajatabla», subrayó.

«Mis relaciones personales son ajenas a mi trabajo, se quedan fuera del Ayuntamiento»

Además, defendió sus 10 años de trabajo en el Consistorio, en el área que sigue ocupando actualmente. «No he aparecido de repente y quienes han visto mi forma de proceder en este tiempo, tanto el personal municipal como el resto de ciudadanos y profesionales con los que tengo contacto en el desempeño de mi labor saben que soy especialmente riguroso». César Díaz destacó que cuenta con el apoyo de la alcaldesa y del resto del equipo de gobierno, por lo que anunció que «voy a seguir atendiendo a los vecinos».

VER MÁS

Fotos

Vídeos