El fallecido por atropello en la S-10 es un vecino de Sarón, de origen colombiano, de 68 años

Un agente, ante el cuerpo sin vida del hombre atropellado ayer./Antonio 'Sane'
Un agente, ante el cuerpo sin vida del hombre atropellado ayer. / Antonio 'Sane'

El hombre saltó ayer dos medianas y atravesó cuatro carriles de la autovía, pero en el quinto, el de aceleración, un conductor no lo vio y lo arrolló

Mariña Álvarez
MARIÑA ÁLVAREZSantander

Un día después de ocurrir el fatal atropello en la autovía S-10, la Policía Local ha conseguido averiguar la identidad del peatón fallecido. Se trata de L.A.V.G., un hombre de 68 años, de nacionalidad colombiana, que vivía con su esposa en Sarón (Santa María de Cayón). La hija del matrimonio, residente en Vega de Villafufre, se ha desplazado esta mañana a Santander para hacerse cargo de los restos de su padre, tras confirmar su identidad con el pasaporte en el cuartel de la Policía Local.

El atestado policial habla de cómo se produjo el accidente que acabó con la vida de este hombre. Pero el porqué sigue siendo un misterio. Eran las 08.10 de la oscura y lluviosa mañana de este jueves cuando L.A.V.G. caminaba por la Avenida de Parayas, en el margen de las naves de Porcelanosa y la sede de El Diario Montañés. Iba vestido con ropa de trabajo y cargado con unas bolsas llenas de ropa y, aproximadamente a la altura de Lámparas Roma, se dipuso a cruzar al otro lado de la autovía.

Saltó dos medianas y atravesó cinco carriles

Saltó la primera mediana -la que separa la Avenida de Parayas de la S-10-, atravesó el carril que lleva a El Corte Inglés, cruzó los otros dos en sentido Bilbao, superó también la segunda mediana y pasó después por los dos carriles en dirección a Santander. En el quinto carril, el de aceleración por el que se incorporan los que vienen de la A-67 hacia la capital, su suerte se truncó. Para pasar al otro lado le faltaba todavía una mediana más y el sexto carril, el de la Ciudad del Transportista. Pero un Renault Clío lo arrolló antes de terminar su recorrido. El vecino de Sarón cayó sobre el capó y quedó tendido sobre el arcén de la autovía. Cuando llegaron los sanitarios del 061 ya estaba muerto. El conductor que lo atropelló dijo a la Policía Local «que no vio nada».

Dos horas después de ocurrir el atropello la autoridad judicial ordenó el levantamiento del cadáver, que fue trasladado al Instituto de Medicina Legal, donde esta mañana todavía permanece.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos