La Feria de Stock incorpora por primera vez comercios de fuera de Santander

Uno de los puestos de la Feria del Stock de Santander en una anterior edición./Roberto Ruiz
Uno de los puestos de la Feria del Stock de Santander en una anterior edición. / Roberto Ruiz
Santander

Se celebra este fin de semana con 48 tiendas en el Palacio de Exposiciones, de las que 36 son de la capital

Juan Carlos Flores-Gispert
JUAN CARLOS FLORES-GISPERTSantander

La Feria del Stock vuelve este fin de semana al Palacio de Exposiciones de Santander aunque, en esta ocasión, con una característica novedosa. Por primera vez participan comercios de fuera de la ciudad. La falta de stock en las tiendas, que compran lo justo para la campaña, ha reducido el número de comercios que desean asistir. Y, así, queda espacio para negocios establecidos en otros municipios, algo que en anteriores ocasiones ya se había reclamado.

En la feria de este fin de semana estarán presentes 48 comercios, el mismo número que en la edición del año 2016, explican desde la confederación del comercio Coercán, organizadora del evento. Del total de asistentes, 36 negocios son de Santander y el resto proviene de Torrelavega (dos tiendas), Muriedas (tres) y Cartes, Noja, Renedo de Piélagos, Solares, Puente Arce, Colindres y Sarón -con un comercio cada una de estas localidades-.

Con el soporte del Ayuntamiento de Santander, la feria abrirá sus puertas el viernes, día 8, a las 17.00 horas. Estarán representados comercios de todo tipo, si bien, como en años anteriores, predominará el sector textil para mujer, para hombre y para niños. Regresa este año, de nuevo, la venta de motos. Además habrá establecimientos de joyería, complementos, multideporte, hogar y decoración, descanso, electrónica, belleza, medicina estética, peluquería canina, calzado y piel, informática y robótica, taller y recambios, motor y sector editorial. Varios de estos comercios ocupan doble espacio en sus stands, como son las motos, los muebles y los colchones. La entrada a la feria es gratuita y el sábado y domingo estará abierta de manera ininterrumpida, de 10.00 a 21.00 horas.

350 euros es el precio que paga el comerciante por ocupar doce metros. Incluye seguridad, limpieza y otros gastos.

Oportunidad

El concejal de Comercio y Mercados, Ramón Sainz Bustillo, destaca que «un año más, la feria tiene el objetivo de que los comerciantes puedan dar salida al género que tienen en sus trastiendas tras la temporada de verano». Y, para los clientes, es «la oportunidad de adquirir productos de calidad a precios ventajosos».

El edil ha recordado que esta feria, que en 2016 contó con la asistencia de más de 45.000 personas, «facilita al pequeño y mediano comercio la reducción de mercancía y favorece su liquidez».

Los comerciantes acuden expectantes. Como explica Ángela Arozamena, propietaria del comercio textil de mujer 'Angelique', en Cuatro Caminos, «voy porque tengo stock y quiero darle salida, después de este verano de tan pocas ventas. Y, además, quiero conocer la feria». Para los comerciantes «es también una forma de que nos conozcan, que sepan que existimos y qué producto tenemos». A esta comerciante acudir a la feria le supone un gasto de 550 euros. «Pago 350 euros por el stand y 26 por el alquiler del probador y hay que sumar, el transporte de los percheros con la ropa que llevo y el salario que pago a una dependienta para que me ayude en los tres días de feria».

Fotos

Vídeos