«He cumplido ya muchos sueños y ahora me enfrento a cumplir otros en solitario»

El cantante, en una imagen promocional incluida en su página web. :: /carlosmarcomusic.com
El cantante, en una imagen promocional incluida en su página web. :: / carlosmarcomusic.com
Carlos Marco | Cantante y exmiembro de Auryn

Sumido en su 'Sugar Tour', que le ha llevado a actuar en Madrid o Barcelona, llega a la campa incluido en el cartel del Hoky Popi

CRISTINA NORIEGA SANTANDER.

Vive una nueva etapa tras un fenómeno juvenil llamado Auryn. Habla de «nervios» al enfrentarse solo a un escenario. «Pero desaparecieron cuando empecé a cantar». Eso es lo que hará hoy en Santander dentro del festival Hoky Popi junto a nombres populares como Sweet California, Gemeliers o Morat. Carlos Marco habla de música alegre, de sueños nuevos. De una nueva etapa, ahora en solitario.

HOKY POPI

16.30.
Apertura de puertas.
17.00.
. Marta Rodríguez (ganadora del Hoky Popi Talent).
18.00.
Carlos Marco.
19.00
Karen Méndez.
20.00
00. Sweet California.
22.00
00. Gemeliers.
23.00
30. Morat.
Y además.
Entre las diferentes actuaciones, la cuenta atrás con personajes como Naim Darrechi, Marcos White, Hamza Zaidi o The Tripletz. Juegos y actividades en el recinto.

-Después de Auryn, ¿cómo afronta el reto?

-Con mucha ilusión porque, al final, los cambios nos dinamizan. Me ha devuelto la ilusión y a lo mejor no la tenía tan alta. Pero también con vértigo porque, después de venir de un grupo con tanto éxito, todo el mundo te mira con lupa. Pero, de momento, muy contento.

-¿Qué le impulsó a tomar la decisión de lanzarse en solitario?

-Cuando decidimos hacer la pausa del grupo, evidentemente tenía unas inquietudes, como todos. Yo las llevé a cabo. Saqué algunas canciones que tenía compuestas de hace tiempo, porque yo siempre he escrito letras para otros artistas o para el grupo. Canciones que ahora están incluidas en el disco. Pero, sobre todo, fue no parar. Mi trabajo me encanta y no quería hacer un paréntesis.

-¿Y cómo ha cambiado su vida?

-A nivel laboral no lo he notado tanto. Sin embargo, lo he percibido a la hora de tomar decisiones. Cuando sale alguna propuesta, tú decides sobre ti mismo, todo avanza mucho más rápido. Pero en realidad estoy parecido. Antes, con Auryn, estábamos todos los días en carretera juntos. Ahora es lo mismo pero solo. Otro cambio que he notado es la fama. Cuando ibas a una televisión o a un periódico asistían cinco personas. Ahora sólo va una y se quedan con tu cara. Antes me veían por la calle y me decían: 'Mira Carlos, el de Auryn'. Y desde que estoy en solitario, me llaman por mi nombre y se saben mi apellido.

-¿Ha cambiado en algo su música?

-No se aleja mucho de lo que hacía con Auryn porque canto pop y pop en inglés. Además, el disco es muy alegre. Yo le llamo 'happy pop'. No hay casi baladas.

-¿Por qué 'Chalk Dreams' para su primer trabajo?

-Es un concepto interior del proyecto completo. Todo gira alrededor de los colores o la brisa. Me pareció bonito porque he cumplido varios sueños y ahora me enfrentaba a cumplir otro en solitario. Y todos totalmente distintos. Por eso los sueños de 'Chalk Dreams', porque borré mis sueños y los volví a escribir.

-Número uno de ventas en España con ese single. ¿Cómo se sintió al conseguir su primer récord?

-Lo conseguí con una cifra muy alta, pero no es fácil. Logré estar por delante de artistas como Joaquín Sabina o Harry Styles, que estaban en lista. Imagínese. Lloré y nunca lo hago... Fue empezar con el mejor pie que se puede iniciar. Y me queda para siempre porque hay muy pocos artistas que puedan decir que son número uno con su disco.

-¿Qué se puede descubrir en el disco? ¿Qué tiene dentro?

-En el disco hemos puesto mucha personalidad. Hay varias canciones que he escrito yo, hay cosas de mí dentro del álbum. Creo que la gente que lo escuche podrá conocer mi personalidad, igual que cuando colaboro en la radio o en la televisión. Cuando lo oigan van a sentir alegría. De momento, toda la gente me dice que está muy sorprendida. Posiblemente, por el hecho de venir de una 'boyband'. Esperan una cosa y, cuando lo escuchan, es otra.

-Y hoy le toca defenderlo en directo en Santander.

-Sí, he estado con Auryn dos o tres veces firmando discos y presentando el Hoky Popi. A nivel personal estuve en la Universidad Menéndez Pelayo haciendo un curso de inglés. He viajado y he estudiado mucho el idioma, pero aquí es donde más aprendí en una semana. Me quedé en las caballerizas de La Magdalena, que es precioso. El recuerdo más bonito es cuando iba con el autobús por toda la ciudad y veíamos el mar. Lo tengo en la memoria. Y destacaría que es una ciudad muy limpia, superbonita. Todo muy bien cuidado, como una ciudad elegante.

-¿Qué espera de su paso por el escenario de la campa?

-Es uno de los pocos festivales que hay en España para la música pop, porque hay más para otro tipo de música. Espero que la gente lo reciba con el cariño que se merece porque es una iniciativa que no se hace en muchos sitios. Me parece muy valiente, pionera. Espero que lo pasen bien, para eso estamos. Y tengo alguna sorpresa para los fans. Sobre todo en el repertorio, porque hay canciones mías y de Auryn. Un repertorio pensado para lo que es, para que la gente se divierta.

-Hablemos de proyectos. ¿Qué viene después?

-Sobre todo, a nivel internacional expandirme un poco. Canto en inglés. Me gusta especialmente el mercado asiático. Me identifico mucho con la música de ahí y con el estilo que llevan. Y ese es un sueño pendiente: ir a Japón o a Corea a cantar. No está muy lejos. Si se fija, todos los cantantes que van a ir tienen el mismo pelo que yo pero en diferentes colores (bromea). Son muy parecidos. Por eso pensé en esos países asiáticos. Y está cerquita porque estoy en conversaciones con promotores de ahí.

-¿Cómo se ve dentro de unos años?

-No lo sé. Espero que feliz de la vida, trabajando -que me encanta- y en la música.

-Una vez se presentó para Eurovisión con Auryn. ¿Lo intentaría en solitario?

-Depende de tantos factores... Tengo claro que no iría haciendo una preselección porque me parece que son ya muchas pruebas. Creo que esa fase está superada. Pero, si me lo proponen porque alguna canción mía les encaja, puede que sí. No digo que no, pero no está en mi mente ni es una cosa que intentaría por mi cuenta. Además, Eurovisión, si lo haces bien, te ayuda, pero si es al revés, te puede perjudicar. Es un mundo donde hay gente que se lo toma muy en serio y otros en broma. Y con eso siempre hay que tener mucho cuidado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos