Víctor Barrio llenó el coso de niños

Cayetano enseña a los niños cómo se coge el capote de brega y los lances primeros de recibo. ::
Cayetano enseña a los niños cómo se coge el capote de brega y los lances primeros de recibo. :: / JUNIOR

Talleres, teatro de guiñol y clases prácticas con Enrique Ponce, Cayetano y Ginés Marín se sucedieron a lo largo de toda la mañana El programa didáctico del diestro desaparecido comenzó en Santander su andadura por España

DIEGO RUIZ

Un nutrido número de niños y niñas de entre 4 y 14 años, en compañía de sus padres, representantes de las peñas taurinas de Cantabria y aficionados de todas las edades se dieron cita ayer en la plaza de toros para asistir al 'Curso de Aficionados Prácticos Taurinos Infantiles', que llevó a cabo por primera vez en España el 'Programa Víctor Barrio', junto a la Fundación Toro de Lidia. Los diestros E, que por la tarde hicieron el paseíllo en el coso de Cuatro Caminos, fueron los encargados de adentrar a la chavalería en el mundo de los toros. Raquel Sanz, la viuda de Víctor Barrio y coordinadora de este evento que a partir de ahora recorrerá todo el país, ejerció como anfitriona.

Las actividades de este programa comenzaron a las once de la mañana, hora en la que los niños y niñas repartidos en varios puestos instalados en el mismo ruedo se afanaron en labores como la fabricación de banderillas, el coloreado de dibujos y a diversos juegos de dados, entre otros. También contemplaron un teatro de guiñol.

Cayetano y Eva González

Al filo de las doce del mediodía llegó a la cita, tal y como había prometido días antes, el torero Cayetano, junto a su pareja Eva González, uno de los rostros más populares de la televisión en España. Su presencia paralizó toda la actividad infantil. Los padres y público presente invadieron el ruedo para fotografiarse con el diestro y con la presentadora de, entre otros programas, 'Master Chef' y 'Master Chef Junior'. Un día antes estaban recorriendo y conociendo Liébana. A continuación, Cayetano se reunió con los niños a los que enseñó a manejar la capa y la muleta. Utilizó, además, un carretón que simulaba a un toro de lidia.

Unos minutos después apareció por la plaza Enrique Ponce, que poco pudo hacer con los chavales, ya que fue entrevistado en uno de los tendidos por el equipo de Tendido Cero de TVE. Con él volvió a pasar como con Cayetano, que todo el mundo invadió de nuevo el ruedo para fotografiarse con él. Lo mismo que con Ginés Marín, que completaba la terna de la tarde. El diestro jerezano llegó a la plaza de Cuatro Caminos al volante de un espectacular Maserati de color gris que llamó la atención de quienes a esa hora deambulaban por las calles Marcelino Sanz de Sautuola y Montevideo.

Desde las diez de la mañana, preparándolo todo, estuvieron los miembros de la Asociación Taurina de Cantabria y de la Federación de Peñas, con sus responsables, Josemi Álvarez y Emilio de Cos, al frente. También estuvieron presentes la alcaldesa de Santander, Gema Igual; el concejal y miembro del Consejo de Administración de la Plaza de Toros, Ramón Saiz Bustillo, y el matador de toros ya retirado y representante de toreros, Curro Vázquez, tío y además mentor de Cayetano Rivera Ordóñez.

La actividad concluyó a las 13.30 horas, después de que Ponce y Marín abandonasen la plaza, no sin antes fotografiarse con varios de los presentes. La propia Raquel Sanz tuvo que coger un móvil para retratar a un grupo de jóvenes de una peña santanderina que querían un recuerdo con el torero valenciano. Mientras, los organizadores del programa realizaban entre los niños y niñas de todas las edades reunidos para la ocasión un sorteo de varias entradas para, desde el 'Mini Palco Víctor Barrio' y en compañía de un mayor, presenciar la corrida de la tarde.

Un buen recuerdo de la jornada se llevó un chaval de 9 años llamado Javier Saiz, que había accedido al ruedo junto a su padre. A él, lo que más le había gustado fue el taller de banderillas. Y en cuanto a sus toreros favoritos, citó a 'El Juli', a quien vio torear el pasado año en el coso de Cuatro Caminos.

Raquel Sanz, la viuda del torero: «Él estará orgulloso, feliz, satisfecho y seguro que poniendo alguna pega»

«Víctor estará muy orgulloso, feliz, satisfecho y poniendo alguna pega de cómo han salido las cosas, pero ha sido el día del estreno y todo se puede mejorar», así se expresaba ayer Raquel Sanz, la viuda del torero Víctor Barrio que falleció a consecuencia de una cornada en la plaza de toros de Teruel en julio del pasado año. Ella es la coordinadora del 'Programa Víctor Barrio' que intenta dar a conocer el mundo de la tauromaquia a los niños y niñas de todo el país. Raquel Sanz estrenó esta actividad ayer en Santander y se mostró muy satisfecha del resultado. «Todo ha salido muy bien -dijo- ya que los niños han disfrutado mucho con los talleres y han jugado a los toros con Enrique Ponce, Cayetano y Ginés Marín. Este ha sido el primer día y como sigamos así no sé dónde vamos a ir a parar».

«El día ha sido inmejorable. Los niños tenían cara de felicidad, estaban contentos de tener en sus manos los trastos del toreo y de estar con los toreros. Y también han sido felices los padres viendo a sus hijos», señaló la viuda del diestro segoviano.

Preguntada sobre el ambiente más hostil antitaurino, aseguró que «sabemos que hay gente a la que no le gustan los toros y no les obligamos a que vengan. Lo que estamos haciendo son actividades totalmente legales».

Hace un año ya de la muerte de Víctor Barrio y, según su esposa, «todavía lo llevo mal. Esto es muy difícil. De hecho, ni tan siquiera sé qué estoy haciendo aquí, cuando el que realmente debía estar es él. A veces miro en los carteles de las ferias para ver si está su nombre, y lógicamente no está anunciado. Y también lo echo en falta en casa, que ya no esté conmigo. Pero bueno, esté es su legado -refiriéndose al programa que ayer se puso en marcha en Santander- y sé que está muy orgulloso. Nos ha metido en este lío y yo, de esta manera, me mantengo entretenida».

Una de las actividades previstas dentro de este programa es llevar la tauromaquia a los colegios. «Esto -señaló- lo vamos a hacer en enero que es cuando ya ha acabado la temporada en América y no ha empezado la española. Queremos que sean los toreros, picadores, banderilleros y aficionados los que vayan a los centros e impartan clases didácticas». La próxima parada del 'Programa Víctor Barrio' será en Huelva, en la Feria de La Merced. «Empezamos en Santander y después nos vamos al sur. Tendremos que empezar a viajar como los toreros, de una punta a otra. Creo que vamos a tener que comprarnos una furgoneta, como ellos». Y es que este programa mueve a entre 10 y 12 personas.

Fotos

Vídeos