La plataforma contra los diques de la Magdalena denuncia que se están construyendo 80 metros más de los previstos

La plataforma contra los diques de la Magdalena denuncia que se están construyendo 80 metros más de los previstos

La plataforma vuelve a movilizarse en la playa y asegura que no parará

DM .
DM .Santander

Inasequible al desaliento, hoy volvió a manifestarse en la playa la plataforma constituida para exigir la paralización de las obras de construcción de los dos espigones que el Ministerio de Medio Ambiente está levantando para fijar la arena de las playas de La Magdalena y de Los Peligros. Bajo la lluvia y con algunos asistentes menos que en otras ocasiones esta vez sumaron la denuncia a la protesta.

Aseguran que el proyecto que se está ejecutando tiene «80 metros más de espigón» que el proyecto que salió a información pública, «casi el doble».

Para la Plataforma Salvar la Magdalena esta «discrepancia» es «causa inexcusable de nulidad del procedimiento», por lo que volverán a pedir la inmediata paralización de las obras y la reversión del arenal a su estado original.

La plataforma tiene previsto reunirse esta semana con la vicepresidenta y consejera de Medio Ambiente, Eva Díaz Tezanos -previsiblemente el miércoles-, y con grupos parlamentarios y municipales de todos los partidos salvo el PP, «único partido que no ha querido reunirse», según ha afirmado el presidente de la asociación ecologista ARCA, Carlos García.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de ARCA ha dicho que el proyecto de los espigones se ha puesto sobre la mesa en el Consejo de Gobierno «para que las consejerías analicen la posibilidad de parar la obra».

Desde la plataforma destacan que pese a la lluvia, más de un centenar de personas ha participado en la concentración de este domingo. Se muestran «contentos por esta ya estable fidelidad», a la vez que anuncian una nueva protesta para dentro de 15 días, en la que intentarán organizar un concierto.

También saldrán a las calles de Santander «para llevar el problema a la ciudad». García considera un acto de «cinismo» seguir sosteniendo que hubo participación pública y pide que no se siga utilizando «de forma perversa» los informes de evaluación de impacto ambiental. Al respecto, señala que en el caso de los espigos todos los informes son «negativos», por lo que el proyecto «se debería haber modificado».

En la pancarta de hoy una frase que jugaba con el nombre de la alcaldes : «Gema el espigón no da igual».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos