Grandes maceteros refuerzan la seguridad en Santander

Daniel Pedriza

A la colocación de los bolardos en la calle Burgos se sumán ahora otros elementos disuasorios en los Jardines de Pereda, la plaza de Alfonso XIII y la Catedral

DMSantander

El Ayuntamiento de Santander continúa con el refuerzo de seguridad en las calles con la instalación de elementos que impidan el acceso de vehículos a los lugares públicos para evitar atentados con atropello, como los sucedidos en varias ciudades europeas entre ellas, el más reciente de Barcelona. Atendiendo las recomendaciones de la Policía y de la Delegación del Gobierno también se han instalado bolardos en varias calles y acceso a plazas, además de grandes maceteros con plantas en espacios como es el entorno de los Jardines de Pereda, la plaza de Alfonso XIII y la Catedral. En la calle de Burgos hay presencia continua de coches de la Policía Local. Y fué precisamente en la calle Burgos donde se hicieron patentes las primeras medidas explicitas y el lunes los viandantes se encontraron con los bolardos que dificultaban el acceso de coches a es zona peatonal de la ciudad.

La colocación o no de bolardos en Barcelona ha estado en el punto de mira de la actuación policial de la ciudad, que eludió esta medida inicialmente, antes de los atentados de agosto, y que finalmente aplicó tras las terribles consecuencias de la irrupción del terrorista con una furgoneta en Las Ramblas.

Tras los atentados de Cataluña, el Ayuntamiento de Santander insistió en que quedaba a total disposición de la Policía Nacional para llevar adelante las iniciativas que se consideraran necesarias. Tras una reunión de los mandos operativos posterior a la Junta Local de Seguridad se inició la puesta en amrcha de las medidas« recomendadas por el Ministerio del Interior, algunas de las cuales serán visibles y otras no».

La instalación de bolardos en zonas especialmente sensibles de la capital cántabra fue objeto de debate en el Pleno del pasado mes de agosto. Fue la concejal no adscrita Cora Vielva la que llevó a la sesión la propuesta, que no contó con apoyos suficientes para ser aprobada.

No es la primera vez que Santander blinda su seguridad. El pasado mes de junio con motivo de la celebración de la fase final de la Copa del Mundo de Vela la Policía Nacional desplegó el dispositivo que marca en casos de grandes aglomeraciones el nivel cuatro de alerta terrorista en el que llevaba España desde hacía un año. El operativo se tradujo en mayor presencia de agentes en el entorno de Gamazo y en la colocación de grandes bloques de hormigón como elementos disuasorios para vehículos pesados. También en la pasada Semana Grande hubo medidas adicionales.

Fotos

Vídeos