La Mesa de Movilidad de la Bahía y el Consejo de Estudiantes señalan las carencias del MetroTUS

La Mesa de Movilidad de la Bahía y el Consejo de Estudiantes señalan las carencias del MetroTUS
Javier Cotera

Critican la desconexión con el campus y la pérdida de una oportunidad para mejorar el sistema intermodal de transporte

DM .
DM .Santander

La entrada en servicios de las nuevas líneas de autobuses de Santander han sido analizada por colectivos como la Mesa de Movilidad de la Bahía y el Consejo de Estudiantes de la Universidad de Cantabria. Los primeros creen que se ha perdido «una excelente oportunidad» para mejorar el sistema intermodal de transporte interurbano y urbano -y considera excesiva la frecuencia de paso de 15 minutos de los autobuses en horas punta- mientras que el Consejo de Estudiantes cree que no va a servir para solucionar los graves problemas de movilidad que tiene el Campus de Las Llamas.

En el análisis que hace la Mesa de Movilidad apuntan cuestiones como la necesidad de que las marquesinas de Valdecilla dispongan de información de todos los autobuses interurbanos que acceden a la ciudad por el oeste, vía Peñacastillo-Cajo, la Avenida de Valdecilla o por la S-10, para garantizar un buen funcionamiento del intercambiador con los autobuses municipales y, especialmente, con la nueva línea exprés.

Además cree que se tendría que disponer ya de un sistema de tarjeta de transporte público intermodal, de carga única o con tarifa plana semanal o mensual, válida para todos los operadores de transporte público que incluya el TUS y los interurbanos y mejore la actual tarjeta multimonedero.

La Mesa ve otros aspectos del MetroTUS, como la priorización semafórica y el salto de cola, adecuados e idóneos para aumentar la velocidad comercial de los autobuses públicos. Pero, bajo su criterio, la prioridad semafórica para los autobuses debería llevar aparejada una cadencia de los pasos de cebra con semáforo más favorable a los tiempos de cruce de los peatones en todo el tramo Valdecilla-Sardinero, que solo se verían restringidos al paso del MetroTUS.

Entrada en servicio

Otra de las medidas que ve necesarias es que la desaparición del cordón de aparcamiento lineal para coches en las calles Calvo Sotelo y Paseo Pereda se compense con una oferta de aparcamiento subterráneos para residentes, aplicando alguna fórmula que permita la ocupación de las plazas con tarifas sociales no solo en periodo nocturno.

Para la Mesa de Movilidad de la Bahía, la puesta en marcha del Metro-TUS debería también llevar aparejadas actuaciones relacionadas con el estacionamiento incentivado ligado al transporte público en las inmediaciones de Valdecilla Norte.

El Consejo de Estudiantes califica con un suspenso al MetroTUS y se queja de que siendo uno de los objetivos reforzar la conexión con la Universidad, «no se ha contado con los estudiantes para hacer este importante cambio».

Explican que han estado más de una semana tratando en vano de concertar una reunión con el concejal de Movilidad, Ignacio Quirós, y pidiendo que se facilitasen datos de cómo afectaría el cambio de líneas a la Universidad, para adelantarse al «caos que se preveía» y proponer alternativas. «Finalmente el día del examen llegó y el suspenso por parte del Ayuntamiento fue rotundo», apostillan.

Para el CEUC, la nueva red de autobús no va solucionar los graves problemas de movilidad que sufre el Campus de las Llamas. Según su presidente, David Ruiz,«lejos de aportar soluciones agrava el problema», debido a que se desconecta el centro con el Campus, al suprimir parte de la línea 3, y «la nueva línea 20 aporta más bien poco».

Esta línea (PCTCAN-Rectorado) «no es efectiva para conectar la Universidad con el centro, debido a su baja frecuencia (30/45min) y su poco práctico recorrido, ya que sus usuarios van al centro no al Campus», afirma Santayana.

Por ello desde del CEUC proponen una serie de medidas para mejorar la movilidad del Campus, entre estas propuestas caben a destacar una mejora en la Línea 7, aumentando su frecuencia acortando por el túnel su recorrido en invierno.

Otra medida que proponen los estudiantes es hacer una línea circular que conecte la Avenida de los Castros con los aparcamientos disuasorios de la S-20 y el Sardinero, con lo que se solucionarían problemas de aparcamiento no solo en la Universidad, sino también en el centro, y además podría acortarse la nueva línea 20.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos