Mira quién se fue a nadar esta navidad

Más de 160 bañistas disfrazados han participado en la Travesía a Nado desde Los Raqueros hasta las Reginas, un evento solidario y divertido solo apto para valientes con sentido del humor

Momento de lanzarse al agua de los participantes en la Travesía a Nado de Navidad. / Antonio 'Sane'
Mariña Álvarez
MARIÑA ÁLVAREZSantander

Un solazo estupendo ha acompañado este mediodía a los valientes que secundaron la Travesía a Nado de Navidad, la iniciativa del Club de Natación Costa Quebrada que cada año propone darse un chapuzón en las gélidas aguas de la bahía a estas alturas de diciembre. Requisito: prohibido neopreno. El cielo despejado engañaba bastante: en tierra, 16º de máxima. Pero el mar abrazaba a los nadadores con unos escasos 12º de temperatura y un oleaje imprevisto por la entrada del viento Sur sobre la una de la tarde.

En fotos

Cada vez hay más gente que se apunta a esta travesía popular a nado de 300 metros, desde Los Raqueros hasta las Reginas. Va por su octava edición y este año se han superado todas las previsiones. Hubo 160 inscripciones, aunque unos 30 se 'rajaron' en el último momento. Y de los que se lanzaron al mar, una veintena abandonaron en medio de la prueba y fueron recogidos por lanchas de Cruz Roja y otros barcos de apoyo. ¿El motivo? «Tenían frío», cuenta el presidente del club organizador, Vicente García, «muy contento» con el desarrollo de la travesía de este año, por tanta expectación a pie de paseo marítimo, tan buen ambiente, tantas risas y originales disfraces que llevaron los bañistas. Vino hasta una familia de ocho miembros, procedente de Inglaterra, con bañadores a rayas, de esos de época, y otros disfraces bien originales fueron los que iban «de frenadol», como un aviso de lo que tendrían que tomar en cuanto acabaran el desafío.

Hubo participantes de todas las edades, siendo el más joven un niño de 10 años y la mayor, una mujer de 61. Y, un dato a destacar, cada uno de los inscritos llevó una bolsa con alimentos, «y hemos recogido muchísimos, que donaremos a Cáritas», destacó García.

¿Que quién ganó? Ni se sabe. Se trata de una prueba solidaria, no competitiva, que lo que sí ha ganado es un hueco de honor en los eventos navideños de Santander.

Otras imágenes de los divertidos disfraces de los bañistas. / Facebook Club de Natación Costa Quebrada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos