Obras y atascos en pleno verano

Atasco, este jueves, en la calle de Casimiro Sainz, con Puertochico al fondo/Javier Cotera
Atasco, este jueves, en la calle de Casimiro Sainz, con Puertochico al fondo / Javier Cotera
Santander

El asfaltado que se realiza en el Paseo de Pereda provoca retenciones y afecta al tráfico en el centro. La calles de subida y bajada al paseo y también las paralelas se vieron afectadas por los trabajos de implantación del nuevo Metro-TUS

Juan Carlos Flores-Gispert
JUAN CARLOS FLORES-GISPERTSantander

Los conductores que circulaban ayer por el Paseo de Pereda y Calvo Sotelo, por las calles Casimiro Sainz, Gándara, Lope de Vega y Ataúlfo Argenta vivieron una jornada de largas retenciones y de tráfico muy lento a causa del asfaltado que se está realizando en la arteria principal de Santander, desde Puertochico a la Casa de Piedra. Trabajos complementarios a la futura implantación del Metro-TUS y que han supuesto la eliminación de todas las plazas de aparcamiento de vehículos y motos en la acera del paseo de Pereda. Los espacios de aparcamiento para coches han sido convertidos en grandes jardineras de hasta veinticinco metros de longitud. Y las paradas de autobús en los Jardines de Pereda, delante del monumento a Concha Espina, y en el Paseo de Pereda, junto a la cafetería Alaska, han sido ampliadas para dar cabida a los nuevos autobuses articulados de dieciocho metros de longitud que entrarán en servicio. Se hacía necesario asfaltar, y es lo que está realizando la empresa Senor. Primero un carril del Paseo de Pereda y después el otro.Y como conclusión grandes atascos de coches en la mañana y la tarde, que hoy podrían reproducirse aunque en menor medida, para acabar las labores con el pintado de señales sobre el asfalto.

El trabajo de las máquinas sólo dejó un carril abierto al tráfico de vehículos, lo que dio lugar a largas colas
El trabajo de las máquinas sólo dejó un carril abierto al tráfico de vehículos, lo que dio lugar a largas colas / Javier Cotera

En los próximos días se repondrán las baldosas en el bulevar central, entre el paseo y el muelle, que fueron levantadas para estrechar dos metros este espacio ajardinado y conseguir que los nuevos autobuses puedan circular por un carril exclusivo. También en las próximas jornadas acabarán las obras de eliminación de aparcamientos de coches y motos en el paseo y éste aparecerá con una nueva imagen: libre de aparcamientos y con aceras aún más anchas y con grandes parterres.

Es considerable el espacio para el peatón que aparece en el paseo entre las calles Lope de Vega y Gándara. De momento, entre los planes municipales no aparece el reamueblamiento del paseo con más bancos y jardineras para aprovechar el nuevo espacio. Pero algunos locales de hostelería ven abierta la posibilidad de ampliar sus terrazas, al aparecer más espacio libre tras la eliminación de los aparcamientos. Solo se mantiene en su lugar la parada de taxis, situada cerca de la pastelería y cafetería Gómez.

Aparcamiento para motos

La eliminación de casi un centenar de plazas para motos hace que sus conductores aparquen donde puedan, con las consiguientes quejas de los conductores de turismos al ocupar espacios destinados a este tipo de vehículos. Y sin pagar la OLA.

Para paliar esa falta de aparcamientos para motos, el Ayuntamiento ha acondicionado una zona en la acera del Mercado del Este junto al antiguo hotel Central. Tiene capacidad para 34 motos. Las obras de acondicionamiento del área de estacionamiento las ha realizado la empresa Teginser, responsable también de la infraestructura para la implantación del Metro-TUS.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos