Un palacete de 1893 en la Avenida de Los Infantes será reconvertido en hotel

Las fachadas del edificio serán mantenidas, pero su interior totalmente transformado. /Antonio 'Sane'
Las fachadas del edificio serán mantenidas, pero su interior totalmente transformado. / Antonio 'Sane'

La inversión, incluida la compra del edificio y el terreno y la total transformación del chalé, le supone a la empresa Inycon un gasto de 2 millones de euros

Juan Carlos Flores-Gispert
JUAN CARLOS FLORES-GISPERTSantander

Poco imaginó en el año 1893 Antolín G. de Rozas que la casa que mandó construir en la avenida de Los Infantes número 23 se convertiría en el siglo XXI en un pequeño hotel de quince habitaciones. Pero es sabido que la vida da mil vueltas y, 125 años después, el edificio de familia 'en la bajada a la primera y segunda playa de El Sardinero', como dicen los planos originales, será para el verano de 2018 un hotel en una finca de 642 metros cuadrados, que se dedicará a espacios libres y aparcamiento para los coches de los huéspedes.

El hotel ya tiene nombre 'Suite Home Pinares' (está a pocos metros del pinar de la iglesia de San Roque) y se sabe cómo será la decoración, elegante y contemporánea, cada una de las habitaciones diferente. Como el Suite Home Sardinero que, desde 2016, explota en la avenida de Cantabria 22, a pocos metros de la Segunda de El Sardinero, la empresa de ingeniería Inycon, propietaria de ambos inmuebles y que ha encontrado en el mundo hotelero un nuevo negocio. Un alojamiento solo para adultos y niños mayores de 10 años y en el que cada habitación tiene el nombre de una playa santanderina.

Los Pinares

En el Suite Home Pinares, la empresa invertirá 2 millones de euros, incluida la compra del edificio, que será totalmente restaurado y mejorado en sus fachadas y totalmente nuevo en el interior, distribuido en tres plantas de habitaciones y que dedicará la baja a comedor, oficina, recepción y salones para los clientes, «con las calidades de un hotel de dos estrellas español del siglo XXI», dice un portavoz de la empresa.

El maestro de obra del primitivo chalé de familia fue Manuel Casuso. Los arquitectos que transformarán esta villa para adecuarla a sus nuevos usos hoteleros son Daniel Páez del Solar y Beatriz Domingo Domínguez. Inycon, que trabaja desde hace treinta años en el mundo de la ingeniería, comenzará la obra en el inmueble de inmediato, porque en el verano del año próximo el hotel ya estará abierto.

El Suite Home Pinares se une así a otros proyectos hoteleros previstos en Santander, pero que se materializarán a más largo plazo: el hotel de Ángel Cuevas en la calle Magallanes, de veinte habitaciones y tres estrellas; el hotel en el Club de Regatas, de cinco estrellas NH Collection y cincuenta habitaciones; el hotel Central, que será reabierto con 20 habitaciones y tres estrellas y el hotel en dos chalés de la calle del Sol, con una veintena de habitaciones y tres estrellas. Se sumarán a las 5.137 camas que tiene Santander, en hoteles de una a cinco estrellas, excluidos los campings.

«Hay negocio para todos»

A pesar de este gran número de camas, a los que hay que sumar otras fórmulas de alojamiento, como los hostales, las pensiones y los modernos albergues denominados hostels, en Inycon creen que hay negocio para todos. «Hemos encontrado la fórmula para atraer público, que demanda este tipo de alojamientos a precios asequibles pero en modernas y atractivas instalaciones. Y hay público que no quiere un hotel grande, que prefiere establecimientos más pequeños, con trato más personal». Del éxito que ha obtenido ofrecen un dato: «En octubre, nuestra ocupación media ha sido del 92% y durante el verano nos ha ido muy bien», acaba el portavoz de la empresa.

Las obras de reforma del veterano edificio comenzarán en cuanto acaben las fiestas navideñas, para poder llegar con tiempo a la temporada alta turística santanderina y posicionarse con tiempo en el panorama local. El cierre de los hoteles París y Colón, dos de los veteranos de El Sardinero, así como dos de las antiguas y tradicionales pensiones en la Avenida de Los Castros, han abierto la puerta a nuevos negocios hoteleros, que cubran esas bajas y esos precios que ofrecían al cliente. Inycon ha entrado en ese sector, con precios «muy competitivos». El París retorna mañana a sus propietarios, el importante grupo hotelero Sardinero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos