«La plantilla local parece insuficiente, pero no es así, sólo está desequilibrada»

El edil, en un balcón interior del Ayuntamiento. / Javier Cotera

Pedro Nalda, concejal de Personal y Protección Ciudadana, afirma que «en la Policía Local habrá que seguir incorporando agentes porque la edad media es elevada. En todo el Ayuntamiento hay nicho de empleo»

Violeta Santiago
VIOLETA SANTIAGOSantander

No hay otro concejal de los 27 del Ayuntamiento de Santander que iguale el currículum de Pedro Nalda, quien antes de convertirse en edil de su ciudad fue economista en la Dirección de Pesca de la Comisión Europea, director de área en la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales), consultor, directivo de varias empresas, director general de Asuntos Europeos en Cantabria, director de gabinete del presidente regional Martínez Sieso, consejero de Industria del Gobierno cántabro, diputado regional, delegado del Gobierno y director general de CEOE-Cepyme en la comunidad autónoma. Aunque él lo atribuye «a los muchos años, más que a los méritos». Quizá se deba también a que es disciplinado. Nalda es el concejal que más se piensa las respuestas, con diferencia.

–Personal y Protección Ciudadana. Pura reivindicación. ¿Le ha tocado bailar con el que peor baila?

–En absoluto. Todas las áreas tienen sus complicaciones. Es cierto que este Ayuntamiento tiene más de mil empleados y que esta gestión es compleja. Lo afronto con dedicación y todavía (subraya el todavía) con ilusión. Hace poco los sindicatos han denunciado que tengo poca voluntad de diálogo, pero llevo 70 reuniones con ellos: si quitas los veranos, son tres al mes.

«En algunos municipios el botellón se ha llevado a sitios apartados, pero esto es ineficaz e ilegal»

–Vayamos a una cuestión que estará candente en breve. ¿Qué hará el Ayuntamiento para evitar el ‘botellódromo’ de Cañadío?

–El botellón se da en todas las ciudades. El verano pasado se tomaron medidas específicas en Pombo-Cañadío y Río de la Pila, que es donde acaban por mezclarse los clientes de las terrazas con algo de botellón. Llevamos allí presencia policial preventiva disuasoria en coordinación con la Policía Nacional y dio resultado. Aunque el fenómeno no se elimina, porque los chavales con las bolsas lo único que hacen es ir de un sitio a otro cuando ven a la policía. En algunos municipios esto se ha acotado siendo permisivos en sitios apartados, aunque esta solución es ineficaz e ilegal... Yo no puedo mirar para otro lado e infringir la ley.

–Al marcharse la presidenta de la Junta de Personal Municipal lanzó duras críticas a la política de personal. Es de suponer que usted tendrá una versión distinta.

–Todas las Administraciones han pasado una época muy difícil por las restricciones presupuestarias que trajo la crisis económica. Eso ha hecho que parezca que la plantilla es insuficiente, pero no es así. El problema es que se ha desequilibrado. En servicios donde se han jubilado varias personas, se han quedado en chasis. Sin embargo, en otros no se ha jubilado nadie. En cuanto la Ley de Presupuestos permitió el año pasado recuperar al 50% la tasa de reposición, nosotros la hemos recuperado en su totalidad. La de 2017 también se ejecutará al 100%. Además, estamos haciendo procesos de promoción interna. Tenemos 16, con 68 plazas (nueve terminados y siete en marcha). Y las vacantes están dotadas de presupuesto. En 2016, batimos el récord de la historia del Ayuntamiento y en 2017 lo ha vuelto a ser. También se está terminando la oposición de 19 policías y otra de 11 bomberos.

«El nuevo jefe ha hecho una remodelación del organigrama. Espero que los cambios funcionen»

–¿Dónde están los desequilibrios?

–En la Policía Local el personal tiene una edad media elevada y en los próximos años habrá que seguir incorporando agentes. En general, va a haber nicho de empleo en todo el Ayuntamiento. También ha sido necesario reforzar Servicios Sociales y Bomberos... Y se necesitan vigilantes, peones y auxiliares.

–¿Cree, entonces, que este verano los sindicatos repetirán su denuncia de que no hay policías suficientes para patrullar de noche?

–En las próximas semanas se incorporarán los nuevos efectivos a la Policía Local. Quizá para agosto. Y este año hemos tomado medidas para incentivar el turno de noche y reforzar el servicio especial.

–La Policía Local está dando mucha noticia últimamente. El exportavoz de Ciudadanos contó que la reciente salida del jefe fue una petición suya.

–No quiero valorar lo que dicen otros grupos. Como responsable del área puedo contar que el proceso fue así: el equipo de gobierno vio oportuno crear la figura de Coordinador en Seguridad Ciudadana para estar pendiente de los eventos que incumben a distintas concejalías (Cultura, Deporte, Policía, etc.) y se creó esa plaza de jefe de servicio. El jefe anterior llevaba 15 años en el cargo y debió de valorar que era un buen momento para su trayectoria optar a un cambio. No hay más.

«El servicio se adjudicó teniendo en cuenta que más medios materiales son más seguridad»

–Los sindicatos dicen ‘sottovoce’ que el puesto se creó para él.

–El cargo ha sido ocupado por un profesional que cumple perfectamente el perfil. Buscábamos esa trayectoria, conocimientos y experiencia y él lo cumple todo.

–Toda una sección de la Policía de Movilidad está muy descontenta y ha contado que está obligada a multar «sin piedad».

–Esto es absolutamente falso y absurdo. Ni es así ni hay indicaciones para que sea así. Nadie se puede inventar infracciones para denunciar ni, si cumples con tu deber, puedes dejar de denunciar infracciones.

–Pero, entonces, ¿cuál fue el problema? Es claro que hay conflicto.

–Cada sección tiene sus mandos. Ahora, al llegar el nuevo jefe de Policía ha habido una remodelación del organigrama interno y esperemos que funcionen los cambios. El conflicto estaba en que uno de los equipos no estaba de acuerdo con uno de los mandos.

–¿Por qué se tardó tanto este año en adjudicar el servicio de socorrismo de playas con el que se ha dejado fuera a Cruz Roja después de 20 años?

–Los procesos administrativos de concurso son complejos y largos. La demora (se lo piensa)... es atribuible a que hubo dos aspirantes. Reconozco la labor de Cruz Roja, pero la cuestión económica no ha sido decisiva. Se valoraron las mejoras. La empresa ofertó dos embarcaciones, dos ambulancias y dos puestos más de vigilancia. Al final, más medios materiales también es más seguridad. Ahora velaremos por el estricto cumplimiento de las condiciones.

Fotos

Vídeos