La Policía Nacional detiene cada día a cinco personas en Santander y Torrelavega

Héctor Moreno (de pie), en la sala de prensa con el delegado del Gobierno, el jefe de operaciones, los jefes de unidad y brigada y los periodistas./Alberto Aja
Héctor Moreno (de pie), en la sala de prensa con el delegado del Gobierno, el jefe de operaciones, los jefes de unidad y brigada y los periodistas. / Alberto Aja

La cifra forma parte del balance anual presentado por el jefe Superior, que ha destacado las operaciones contra la explotación sexual y las actividades de acercamiento a la sociedad

Mariña Álvarez
MARIÑA ÁLVAREZSantander

Hace diez meses que Héctor Moreno llegó a Cantabria como jefe Superior del Cuerpo Nacional de Policía y hoy ha tocado hacer balance del año 2017, con un afán de «aproximación» a la sociedad a través de los medios de comunicación y aprovechando la ocasión para presentar a la nueva portavoz, la inspectora Diana Mirones, y mostrar un libro que selecciona las 69 actuaciones más relevantes del año pasado.

Son incontables las operaciones y actividades que el CNP desarrolla en la región en sus demarcaciones de Santander y Torrelavega; como ejemplo, el dato anual de detenidos: 1.859, que equivalen a 154 cada mes y a algo más de cinco arrestados diarios. Pero más que ofrecer una retahíla de números, Moreno ha querido poner el énfasis en aquellas operaciones que el Cuerpo considera de mayor calado, entre las que ha destacado las desarrolladas contra la explotación sexual y la pornografía infantil, además de poner el foco en esa otra faceta de la Policía menos visible que pretende fomentar la participación ciudadana, con visitas de colegios, encuentros con víctimas potenciales o colaboración con colectivos de todo tipo.

Alberto Aja

En esta primera invitación a los medios de comunicación de la era Moreno, el jefe Superior compareció acompañado del delegado del Gobierno, Samuel Ruiz, y del jefe regional de operaciones, Ángel Luis Camafreita. También estaban todos los jefes de brigada, de grupo y representantes sindicales de la Policía Nacional, muchos de ellos artífices de los operativos que figuran en el 'top' de 2017, un año marcado por las acciones de prevención antiterrorista que ha obligado a tomar medidas extraordinarias en eventos como la Copa del Mundo de Vela o las fiestas grandes de Santander y Torrelavega, que luego, tras los atentados de Barcelona y Cambrills, «el recelo inicial se transformó en reconocimiento», dijo, en referencia a las voces críticas a raíz de la colocación de obstáculos para dificultar la entrada de vehículos descontrolados en zonas peatonales.

Un policía, en el dispositivo especial de seguridad durante la Copa del Mundo de Vela.
Un policía, en el dispositivo especial de seguridad durante la Copa del Mundo de Vela. / Daniel Pedriza

En este ranking policial ocupa un lugar destacado la labor de los 'zetas', «nuestros auténticos ángeles custodios», calificó el jefe Superior, los patrulleros que a todas horas peinan las calles de Santander y Torrelavega. En un año: 590 detenidos y 19 vehículos robados recuperados, entre tantos otros éxitos. Los más importantes fueron la detención (mes de marzo) en la calle Antonio López de un ladrón de viviendas con amplio historial delictivo que entraba con el método del escalo o el arresto en plena faena de un atracador en el salón de juegos de Jesús de Monasterio (9 de julio). «Hay que felicitar a Jesús -jefe de la unidad-, que consiguió desarmar al sospechoso, que luego resultó que también había atracado una gasolinera. Una persona sin antecedentes a la que hubiera sido muy difícil llegar», señaló Moreno. De no haber caído aquel día «su escalada criminal habría ido en aumento».

El inspector Duarte recogió el premio 'copa de cava' de las peñas de carnaval de Santander.
El inspector Duarte recogió el premio 'copa de cava' de las peñas de carnaval de Santander.

La Unidad de Prevención y Reacción (UPR) que capitanea el inspector Duarte, cuya labor, por cierto, ha sido merecedora del premio de las peñas en estas fiestas de carnaval, ha tenido un año plagado de eventos en los que desplegar sus efectivos y furgones, que han supuesto «un reto» en materia de seguridad, empezando por el mencionado Mundial de Vela, la inauguración del Centro Botín con la visita de los Reyes y hasta el concierto de Enrique Iglesias entra en esta terna, «independientemente del resultado, pero han sido 30.000 personas requiriendo un esfuerzo importante».

Mención aparte ha merecido la Unidad Territorial de Inteligencia (UTI), que para Moreno juega un papel esencial en la labor policial si lo que se pretende es «adelantarse al crimen», esa frase que es un mantra para el jefe Supeior, porque «centraliza toda la información obtenida de las distintas unidades y la que llega de otros cuerpos, y marca los objetivos a cubrir». Y, así, en este año se han desarrollado 119 investigaciones. De ellas, han dado resultado 47, con otras 49 se han conseguido informaciones y las 23 restantes siguen activas. Porque aquí, ha remarcado, «nada queda archivado».

En cuanto a la sala del 091, a lo largo del año la Policía ha desarrollado un total de 13.317 intervenciones a requerimiento de los ciudadanos, y se han establecido 1.274 puntos de control enmarcados en el Plan Antiterrorista para detectar cualquier actividad criminal.

En Torrelavega, la Policía Nacional se encuentra con una peculiaridad: la reincidencia. «Hay problemas con robos en establecimientos, y a los autores los han detenido en numerosas ocasiones», ha dicho Moreno. Como ejemplo, el caso del ya famoso 'ladrón de trasteros', tantas veces detenido e imputado.

Arriba, arsenal de armas de guerra de la 'Operación Portu'. Debajo, drogas y armas intervenidos a los detenidos en la 'Operación Mountain' y un agente en la cocina descubierta en un anexo de un club de alterne en la 'Operación Zulo'. / CNP

En el balance del año figuran en un lugar destacado operaciones como 'Lago' (contra la explotación sexual en Cantabria y el País Vasco) o 'Zulo' (aquella que descubrió en un anexo de un club de alterne un macrohotel en el que los detenidos pensaban alojar a «un montón de mujeres que acabarían siendo potenciales víctimas de agresión sexual»). También figura en este ranking la Operación Némesis contra la pornografía infantil, que aunque fue impulsada desde Madrid permitió detener en Cantabria (en noviembre) a un hombre por presuntos abusos a su sobrina, «un depredador sexual que ha sido detenido y puesto a disposición judicial», ha dicho Moreno. También se refirió a la Operación Mountain contra el tráfico de estupefacientes, que quitó del mercado droga lista para vender en la temporada veraniega con 14 detenidos. De otro lado, la Operación Ropero quitó de la circulación a los estafadores que iban por las casas pidiendo ayuda para distintas causas y acababan entrando a robar. Y en el balance de lo más destacado de 2017 no podía faltar la Operación Portu, aquella que descubrió un ingente arsenal de armas en la zona oriental de la región, en la que la Policía Nacional colaboró con la Guardia Civil.

Dentro de ese apartado no tan visible, pero no menos importante, el jefe del Cuerpo ha mencionado la colaboración con otras entidades y colectivos, además de las charlas y actividades con menores, en colegios o con la tercera edad.

Entre las actividades con niños, se ha referido especialmente las charlas de policías en los centros escolares para concienciar sobre el manejo responsable de redes sociales e Internet (como los cursos para formar 'ciberexpertos'), y al concurso para poner nombre a dos futuros perros de la Unidad Caninam que todavía está abierto y ha conseguido una importante participación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos