Polio define su nueva imagen

Las obras de mejora de Polio comenzarán en 2018/DM
Las obras de mejora de Polio comenzarán en 2018 / DM

El Ayuntamiento invertirá 3,2 millones de euros en un proyecto que ha consensuado con los vecinos. Las obras se pondrán en marcha a principios de 2018

José María Gutiérrez
JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZSantander

. El barrio de Polio y su entorno lucirán a partir del próximo año nueva imagen gracias a la renovación integral que efectuará el Ayuntamiento de Santander, en la que invertirá 3,2 millones de euros. Las actuaciones se desarrollarán de oeste a este, desde la Bajada de Polio hasta la Bajada de Rumayor, y de sur a norte, desde la calle General Dávila hasta las calles Fernando de los Ríos y José Escandón, afectando a una superficie total de 71.274 metros cuadrados. Entre otras medidas, se habilitarán nuevas aceras, zonas de ocio y espacios verdes, se instalará iluminación Led y se renovarán la pavimentación y las redes de saneamiento y abastecimiento.

El Consistorio lleva meses trabajando, junto a la Asociación de Vecinos Prado San Roque, en diseñar un proyecto consensuado para la regeneración urbana de este populoso barrio, ubicado en la ladera norte de General Dávila, tal y como se acordó por unanimidad en un pleno de la corporación municipal. La última de estas reuniones ha tenido lugar esta misma semana, a modo de asamblea, en el Centro de Mayores de la finca Altamira, donde la alcaldesa Gema Igual, acompañada de los concejales de Infraestructuras, Obras y Vivienda, César Díaz, y de Barrios, Carmen Ruiz, presentó a los vecinos el borrador definitivo del proyecto, que ha sufrido diversas modificaciones para adaptarse a las propuestas y sugerencias que presentaron en las citas previas.

3,2 Millones de euros es la cantidad total que invertirá el Ayuntamiento en la renovación integral del barrio de Polio

Se estima que la redacción del mismo pueda estar finalizada a mediados del mes de octubre, de manera que las obras, tras su preceptiva licitación, puedan ponerse en marcha a principios de 2018.

Las actuaciones que se acometerán incluyen la renovación integral de la pavimentación para hacer un circuito accesible a todos los puntos del barrio. De esta manera, se eliminarán escaleras, construyendo rampas y se realizarán aceras con una anchura mínima de 1,80 metros, cumpliendo lo establecido en la normativa de accesibilidad.

Se plasmarán tres tipos de pavimento: uno para las aceras peatonales mediante baldosa, otro para las zonas compartidas con vehículos y peatones realizado con adoquín a un único nivel, y un tercero para los vehículos rodados mediante aglomerado.

También se renovarán las redes de saneamiento y abastecimiento, eliminando las tuberías existentes de fibrocemento, y se mejorará la iluminación, instalando nuevas luminarias con tecnología Led.

La remodelación de la zona, una de las arterias claves de Santander, contempla igualmente la creación de zonas de ocio y espacios verdes para vecinos y transeúntes: por un lado, se habilitarán dos zonas de juegos infantiles, una en el Grupo San Roque y otra en el inicio de la Bajada de Polio desde General Dávila; y por otro, se ubicará una zona estancial –espacio público de uso peatonal– en la actual pista deportiva existente en la calle Ramón Sáez de Adana. Dentro de este mismo objetivo, se colocará nuevo arbolado y se implantarán zonas verdes, así como jardineras verticales en las zonas que haya espacio suficiente.

Las actuaciones se desarrollarán de oeste a este, desde la Bajada de Polio hasta Rumayor, y de sur a norte, desde General Dávila hasta las calles Fernando de los Ríos y José Escandón

A todas estas actuaciones se han incorporado algunas otras puntuales sugeridas por los vecinos, como son el retranqueo de un muro en la calle Ramón Sáez de Adana, otro junto a la calle Juan del Castillo y la reparación de las filtraciones en un muro de la calle José de Escandón.

El presupuesto estimado para el lavado de cara de Polio es de 3,2 millones de euros. Inicialmente, el presupuesto de este año contemplaba una partida de 800.000 euros para actuar en la ladera norte de General Dávila y, mediante un acuerdo aprobado en pleno municipal el pasado mes de junio, se suplementaron 2.400.000 euros para alcanzar ese total de 3,2 millones. Dicho acuerdo se aprobó gracias al voto favorable del PP y de los entonces dos concejales de Ciudadanos. Se abstuvieron el PRC y Ganemos, y votaron en contra el PSOE, IU y el concejal no adscrito Antonio Mantecón.

Imagen de la reunión mantenida esta semana en la finca Altamira entre representantes del Ayuntamiento, encabezados por la alcaldesa, y vecinos del barrio de Polio.
Imagen de la reunión mantenida esta semana en la finca Altamira entre representantes del Ayuntamiento, encabezados por la alcaldesa, y vecinos del barrio de Polio. / DM

Acciones previas en el entorno

A todas estas acciones previstas en el barrio de Polio, hay que añadir otra serie de actuaciones que el Ayuntamiento ha llevado a cabo recientemente en el entorno. Entre ellas, las obras de renovación urbana de la Bajada de Polio que, tras una inversión cercana a los 700.000 euros, han permitido ensanchar y mejorar la conexión entre la Avenida de los Castros y General Dávila en ese punto y otorgar mayor seguridad tanto para el tráfico rodado como para los peatones.

71.274 metros cuadrados conforman la superficie de actuación

También, con una inversión de dos millones, se han instalado rampas y escaleras mecánicas desde la plaza de los Remedios a General Dávila, que desembocan prácticamente frente a este barrio; se ha acometido la segunda fase de mejora de la mediana de la Avenida de los Castros, a la que el Ayuntamiento ha dedicado 560.000 euros; y se ha completado el asfaltado de General Dávila, con un presupuesto cercano a los 500.000 euros.

Fotos

Vídeos