Un herido grave tras ser apuñalado en las piernas en las fiestas de Cueto

DM .Santander

Un joven de 26 años permanece ingresado en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla con «pronóstico reservado», después de recibir sendas puñaladas en las piernas. La agresión tuvo lugar la pasada madrugada, sobre las 3.00 horas, cuando el chico se encontraba en las fiestas de San Pablo del barrio de Cueto, en Santander. Según indicaron fuentes policiales, por motivos que se desconocen se produjo una riña en la plazoleta de Cueto, al lado de donde se estaba celebrando la fiesta. Un grupo de cuatro o cinco personas se abalanzó sobre la víctima y la emprendió a golpes hasta dar con ella en el suelo.

En la arteria femoral

Al ir a levantarse, cuando los agresores se apartaron y se marcharon, tenía una puñalada en cada pierna, una de las cuales le había afectado la arteria femoral.

Según estas mismas fuentes, en el momento en que se produjo el ataque había mucha gente en la zona, disfrutando de los festejos. Poco después de producirse este suceso, y tras ser avisadas, acudieron hasta el lugar varias dotaciones de la Policía Nacional, además de una ambulancia del 061.

Fueron vecinos los que prestaron los primeros auxilios al joven hasta que llegaron los sanitarios, practicándole un torniquete para frenar la intensa hemorragia. El personal médico desplazado hasta el lugar de los hechos, tras comprobar la gravedad de las heridas del joven, lo estabilizó y lo trasladó al servicio de Urgencias del Hospital Valdecilla, donde quedó ingresado con pronóstico reservado.

Hasta el momento no se han producido detenciones, pero la Policía Nacional, que se ha hecho cargo del caso, está investigando los hechos y buscando testigos entre todos los asistentes a la fiesta para tratar de identificar a quienes tomaron parte en el enfrentamiento. También se ha citado a declarar a los amigos que acompañaban al chico herido en ese momento.

Al parecer, los primeros de ellos en aportar su testimonio no han sido capaces de reconocer a ninguno de los agresores, ni tampoco de explicar por qué razón dio comienzo la pelea. De hecho, el joven herido, vecino de Santander, ni siquiera vive en la zona, a donde había acudido con motivo de la celebración de estas fiestas populares del barrio.

Fotos

Vídeos