El Puerto instala 180 metros de barandilla con malla en la dársena de Puertochico

Los mástiles de la barandilla ya están colocados. La instalación de protección del paseante tendrá 180 metros de longitud/Alberto Aja
Los mástiles de la barandilla ya están colocados. La instalación de protección del paseante tendrá 180 metros de longitud / Alberto Aja
Santander

Es un nuevo elemento de protección peatonal ante caídas al agua en la zona más estrecha del paseo junto a los barcos de recreo

Juan Carlos Flores-Gispert
JUAN CARLOS FLORES-GISPERTSantander

Protegerá a los paseantes en la parte más estrecha de la zona norte de la dársena de Puertochico, en una zona en donde el caminante sólo dispone de cinco metros de anchura y es muy poco en caso de gran afluencia de público en la zona. También evitará que haya caídas al agua y a la rampa de adoquines de piedra. Y es que se están instalando barandillas con malla en una longitud de 180 metros partiendo de la gasolinera hacia a la caseta de los prácticos. Son sólo 180 metros pero serán polémicos, como cada vez que el puerto ha instalado barandillas de protección para evitar que los paseantes acaben en el agua. Ya sucedió en el año 2011 cuando se vallaron dos centenares de metros en las inmediaciones de la grúa de piedra, el Palacete del Embarcadero y la caseta-taquilla-bar-estación de las lanchas de Los Reginas. Hasta hubo una concentración de usuarios que entendían que se perdía la imagen de muelle de esa zona. Solo que hace décadas que no es muelle. Es paseo. Y muy transitado por los peatones y zona frecuente de instalación de carpas y actividades complementarias de todo tipo de pruebas deportivas o sociales al aire libre.

Así que el Puerto ha decidido poner más barandillas. Ahora son barandillas aún más protectoras porque incorporan un metro de malla por debajo del pasamanos para evitar también que los niños puedan caer al agua. Porque el muelle-paseo de Puertochico, desde la gasolinera hasta el Palacio de Festivales, es muy transitado y la zona en que se instala la nueva barandilla es muy estrecha para tanto tráfico peatonal.

También fue polémica el año pasado la instalación junto al Palacete del Embarcadero y en el Barrio Pesquero de grandes carteles que prohibían el baño en esas zonas, además de lanzarse desde el cantil y anunciaban el riesgo de caída al agua. Los rechazaron los paseantes y los bañistas de la zona, en especial los chavales en Puertochico y los habitantes del Pesquero.

Muelle Norte de la dársena

La nueva actuación del Puerto de Santander la realiza la empresa Industria Metalúrgica Cántabra 2012 y costará 28.224 euros. Ya se han instalado 59 mástiles verticales de acero galvanizado, después se colocarán los tubos de acero inoxidable y, finalmente, la malla con forma de pequeños rombos. La obra, según el contrato firmado con la citada empresa cántabra, se prolongará por espacio de tres meses.

La nueva barandilla protege el muelle Norte de la Dársena de Puertochico, oficialmente dársena de Molnedo, donde hasta hace setenta años atracaban los barcos de pesca y se extendían las redes, y ahora es zona de barcos de recreo y paseo hacia la playa, el Palacio de Festivales, las explanadas recreativas de Gamazo y su dique seco y el Centro de Alto Rendimiento de Vela, entre otras cosas. En el futuro será paseo hacia dos museos, el de Arqueología y Prehistoria que construirá el Gobierno de Cantabria y el de los fondos artísticos de la Fundación Enaire (Ministerio de Fomento). Pero eso será dentro de varios años.

Desde la grúa hay barandillas

En todo el muelle, desde la Grúa de Piedra hasta Puertohico hay varias zonas de barandillas. El primer tramo va desde la grúa a Los Reginas. El segundo desde el monumento a los raqueros a la entrada al Club Marítimo en donde se mezcla barandilla moderna de acero y unos metros de antigua de hierro. El tercer tramo es barandilla de acero y cristal, sobre la plataforma de madera peatonal detrás de la gasolinera, realizada por el Ayuntamiento para ampliar la calzada. Y la cuarta está formada por los 180 metros de barandillas de acero y malla. Cuatro tipos de barandillas en un espacio de un kilómetro de longitud. A ellos se une el peto de piedra en el muelle Sur de la Dársena de Molnedo.

Fotos

Vídeos