El renovado Mercado de Puertochico tendrá fachadas de cristal y terrazas hosteleras

El renovado Mercado de Puertochico tendrá fachadas de cristal y terrazas hosteleras

Será reformado todo el exterior para que entre la luz natural, en el interior habrá un gran espacio de bar y las tiendas estarán agrupadas hacia el sur

JUAN CARLOS FLORES- GISPERT

El futuro mercado remodelado de Puertochico será un establecimiento mixto en el que convivirán los locales de venta de mercaderías (frutas, pescados, verduras, carnes, pan, embutidos, etc...) y los bares, con una barra y mesas y sillas en el interior, y con dos amplias terrazas, una al aire libre en la calle de Tetuán y otra de más de 200 metros en la plaza superior del edificio, junto al Centro Cultural Doctor Madrazo. Un proyecto liderado por el Ayuntamiento y que se encargará de desarrollar la empresa Abastos Gestión S.L. del empresario Jaime Gómez de Balugera González, radicada en Vitoria (Álava) y que invertirá 1,6 millones de euros.

La conversión del Mercado de Puertochico en establecimiento mixto (tienda de comestibles y bares), muy de moda en España, consistirá no solo en la reforma integral del interior sino en la transformación de las fachadas del edificio, que pasarán a ser acristaladas para que entre la luz y para que se vea desde la calle el movimiento interior comercial. Y desde dentro se pueda controlar la terraza de la calle de Tetuán.

En el año 2016 el Ayuntamiento remodeló la plaza superior sobre el mercado y en 2017 acabó la reforma integral del centro cultural. En febrero del pasado año el Ayuntamiento firmó el contrato con Abasto Gestión y se espera que antes del verano se inicien las obras. Lo primero será recolocar a los nueve negocios que hay en el mercado en un espacio aún sin determinar, pero en el que los comerciantes deberán estar varios meses, mientas dure la obra de transformación que, según los plazos concedidos por el Ayuntamiento, será como máximo de doce meses, con prórroga incluida. Será Abastos Gestión quien corra con todos los gastos derivados del 'mercado temporal' que será instalado en la zona de Puertochico.

Nuevas fachadas y puerta

El mercado fue creado para cuarenta tiendas, pero las fue perdiendo conforme pasaban los años de manera que, ahora, sólo quedan nueve. El Ayuntamiento hace una década reconvirtió parte del mercado en oficinas para las asociaciones de comercio de Santander. Esas oficinas gratuitas y los locales de reuniones desaparecerán con la reforma.

Lo que más impactará será, además de las fachadas acristaladas, la nueva puerta de entrada al mercado, mucho más grande que la actual, en la esquina suroeste. El proyecto de Abastos Gestión plantea el cierre de una parte de los soportales del edificio en la fachada de la calle de Andrés del Río, como forma de mejorar la estética exterior.

También desaparecerá la antigua escalera de doble tiro de acceso al centro cultural, que ha perdido su uso después de la construcción de la escalinata hacia la calle de Casimiro Sainz realizada en 2016 por el Ayuntamiento. Lo que se mantendrá será la pasarela aérea hasta la calle de Tetuán.

En la terraza superior se creará un espacio hostelero acristalado y cubierto, de tres metros y medio de altura como máximo, con acceso desde el interior del mercado a través de una conexión por escaleras o por la pasarela hacia a calle de Tetuán. Esta terraza acristalada tendrá una superficie máxima de 225 metros cuadrados. En el interior, la zona dedicada a uso privado y de servicio destinada a cocinas y aseos será de tan solo 35 metros para poder aprovechar al máximo el espacio para instalar mesas y sillas.

La reforma del edificio conllevará también la revisión de toda su estructura, así como la impermeabilización para evitar las filtraciones de agua. En cualquier caso, el centro cultural no resultará afectado, por imposición municipal, aunque quedará constreñido al tener tan cerca una gran terraza acristalada de un bar. También en la terraza desembocará la escalera y ascensor que comuniquen con la planta de mercado y se estudia la posibilidad de abrir una claraboya que permita iluminación natural a la zona hostelera. También por el patio saldrá el paso de ventilaciones y salida de humos.

Además, se dotará al edificio «de una imagen propia, coherente e identificativa, con tratamiento en las fachadas», dice el expediente sobre la reforma del mercado, que se encuentra a exposición pública tras ser aprobado por el Ayuntamiento de Santander.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos