Sacudiéndose el 'Santander inspirra' y el 'ecce logo' de Cantabria

Dos de los tres logos que propuso la empresa que iba a diseñar el logo de Santander en la convocatoria anulada de 2016./
Dos de los tres logos que propuso la empresa que iba a diseñar el logo de Santander en la convocatoria anulada de 2016.

El concurso para elegir el logo de la ciudad cuenta con antecedentes de plagios y erratas, en un año en el que tampoco se salvó de la chanza el certamen convocado por el Gobierno de Cantabria

Mariña Álvarez
MARIÑA ÁLVAREZSantander

Hace dos años Santander se quedó sin el logo prometido. Los tres diseños aspirantes a convertirse en la imagen de la ciudad suscitaron tantas críticas y mofas que el Ayuntamiento se vio obligado a retirar el goloso concurso (adjudicado por 49.000 euros más IVA a la empresa madrileña PSLive, autora de las tres ideas a elegir), por las erratas y acusaciones de plagio. 'Santander inspirra' era uno de los lemas, 'Santander, ciudad que te conecta' era otro, con un tipo de letra igual al del logo de turismo de Andalucía.

El asunto de los logos de Santander generó una cascada de críticas y no solo por la calidad de los diseños preseleccionados, sino también por la gestión de la convocatoria realizada por el equipo de gobierno local. No hubo concurso público para que empresas del sector pudiesen participar, sino un procedimiento negociado sin publicidad, es decir, previa invitación a una serie de empresas (en concreto seis, del que salió elegida PSLive). Y, con las tres ideas de la firma ganadora, se convocó a los medios para anunciar la puesta en marcha de un supuesto sistema de participación ciudadana para que eligiesen su logo favorito, pero la votación popular tampoco era vinculante.

La alcaldesa, Gema Igual, en la presentación de los logos de 2016.

Con tales antecedentes, el concurso que después se puso en marcha buscó no cometer ninguno de los errores que dieron al traste con la convocatoria de 2016. Hoy se presenta la nueva imagen de marca de Santander, resultante de un concurso público, abierto a empresas de acreditada trayectoria y solvencia técnica, mucho más técnico y con jurado profesional. Y así se llegó hasta el artista plástico valenciano Pepe Gimeno, que ha diseñado el sistema gráfico de la ciudad y hoy se verán los resultados.

El #LogoGate del Gobierno de Cantabria

El Ayuntamiento de Santander abrió el melón de los escándalos de los logos en enero de 2016, pero ese fue un año en el que el Gobierno de Cantabria protagonizó en otoño otro más hilarante todavía en la búsqueda de su imagen corporativa, con una oleada de burlas bajo el hashtag #LogoGate en el que los ciudadanos, vistas algunas de las 102 ideas lanzadas para votación popular, decidieron elegir al 'ecce logo'.

Algunos de los 102 logos que se presentaron al concurso del Gobierno de Cantabria.
Algunos de los 102 logos que se presentaron al concurso del Gobierno de Cantabria.

A este concurso del Gobierno se podía presentar cualquiera. El premio para el diseño ganador: 3.000 euros. Los profesionales del sector del diseño se echaron las manos a la cabeza. Entre los 102 logos participantes había de todo, desde dibujos que parecían pintados por niños pequeños a diseños trabajados, y el Gobierno no eliminó ninguno a pesar de su cuestionada calidad y del concurso paralelo para elegir al más feo que corría por las redes sociales. Luego hubo una selección de los que cumplían las bases y, al final, un jurado eligió el ganador, un diseño de un profesional del sector, el santanderino Rafa San Emeterio, que resultó que no coincidía con el preferido de la votación popular (hubo 13.000 votos en total) pero que gustó mucho a los miembros del tribunal y se llevó 90 de los 100 puntos posibles.

Era noviembre de 2016 cuando se conoció el diseño elegido por el Gobierno. Año y medio después, todavía no se ha desarrollado. Desde el Ejecutivo explican que el retraso se debe a que la implantación de la nueva imagen corporativa conlleva un desarrollo reglamentario que todavía está en trámite. El asunto está en manos del departamento de Servicios Generales, Transparencia y Atención a la Ciudadanía, últimamente «desbordado» por asuntos más importantes, «como la Ley de Transparencia, la protección de datos, el fin del papel...». No se ha dejado en un cajón, aclara el Gobierno, «está avanzado y es conveniente, pero ahora tenemos otras prioridades». Además, como se está trabajando en el 'papel cero' el desarrollo la imagen corporativa deberá esperar a la implantación del nuevo sistema digital.

Carteles de copia-pega por toda la región

Al margen de los polémicos concursos de logos del Ayuntamiento de Santander y del Gobierno de Cantabria, las convocatorias públicas para elegir los carteles de fiestas importantes han sido bastante más habituales en la historia reciente de la región. Sin salir de 2016, un año que como se ve dio mucho que hablar en esta temática, el Ayuntamiento de Torrelavega hubo de lidiar con las acusaciones de plagio del cartel elegido para anunciar las fiestas de la Virgen Grande. También en Santander hubo un caso similar en las fiestas de la Semana Grande de 2015, una copia casi idéntica del cartel de un festival de cine. Venían ambos a sumar dos capítulos a una larga película de plagios de carteles, en las Guerras Cántabras de Los Corrales de Buelna o en distintas ediciones de los carnavales de Santander, Castro Urdiales y Santoña.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos