Las olas invaden los paseos marítimos

Imagen tomada esta mañana desde El Sardinero./Onda Cero
Imagen tomada esta mañana desde El Sardinero. / Onda Cero

En puntos de la costa oriental, como Laredo y Castro Urdiales, el agua alcanzó zonas urbanas coincidiendo con la pleamar de la tarde, cuando hubo olas de 10,08 metros

TEODORO SAN JOSÉSantanderABEL VERANOCastro Urdiales

El temporal marítimo y la mar de fondo del noroeste se aliaron este jueves con la pleamar de la tarde para mostrar su poderío y reclamar los terrenos a su alcance, como sucedió en buena parte de la costa oriental de Cantabria y particularmente en algunas localidades, como Castro Urdiales o Laredo, más expuestas a ese oleaje. Las olas saltaron hasta el paseo de Ostende castreño y al paseo marítimo pejino.

Lo más duro de la jornada se produjo a media tarde, coincidiendo con la pleamar de las 16.59 horas. Fue en torno a esa hora cuando se registraron las principales incidencias, incluido el registro de las mayores olas, de 10,08 metros de altura, según midió la boya Augusto G. Linares, del IEO a las cuatro de la tarde.

Previsión para el jueves

Naranja en la costa
Aemet mantiene hasta las tres de la tarde de la alerta naranja por fenómenos costeros debido a la mar combinada del noroeste con olas de 5 a 7 metros.
Poco nuboso en el interior
La previsión meteorológica habla de una jornada con pocas nubes (aumentando por la tarde) y temperaturas máximas ligeramente al alza con viento de oeste y suroeste flojo, con más intensidad en el litoral.

Pero mientras en San Vicente de la Barquera, Comillas o Santander las olas y la marea reventaban contra los espigones, aunque sin ocasionar más daños, ese mismo oleaje hizo el agua invadiese varios puntos del paseo marítimo de Laredo. A la altura de la zona del Carlos V, el río Mantilla se desbordó anegando de agua el paseo, y lo mismo ocurrió a la altura de la sede de la Cruz Roja; allí apenas podía verse arena, ya que el agua había invadido literalmente la playa. Es más, el agua llegó hasta las casas de los pescadores, las conocidas como Casas Amarillas.

También la explanada de El Puntal sufrió las consecuencias del fuerte oleaje. «Hacía tiempo que no veía al mar azotar con tanta fuerza. El oleaje ha sido muy fuerte. Ha destrozado la duna de contención que había para retener el agua», comentó el coordinador de Cruz Roja, David Díez.

En Castro Urdiales el oleaje dio un buen susto a un grupo de vecinos que se encontraba tomando imágenes en la zona de La Atalaya: una gran ola les cayó encima cuando menos lo esperaban a pesar de las advertencias de Protección Civil y DYA Cantabria para alejarse de malecones, espigones y de otros lugares próximos a la línea de costa.

El oleaje provocó el hundimiento de algunos pequeños barcos fondeado en la zona portuaria, y el paseo de Ostende también se anegó, al igual que el aparcamiento habilitado detrás del Centro Cultural Ángel García Basocco, de donde se retiraron los coches estacionados debido al agua que llegó hasta allí.Precisamente el 112 tuvo que actuar allí para balizar esa zona e impedir el aparcamiento. Fue una de las actuaciones que coordinó el Centro de Gestión de Emergencias, hasta las seis de la tarde, entre las 21 incidencias relacionadas con los fenómenos costeros, fundamentalmente la retirada de objetos por peligro de caer a la vía pública, como contenedores y ramas de árboles, a consecuencia del oleaje y viento en varios municipios.

En el entorno de la playa de Berria, en Santoña, el agua se ha acercado a la carretera nacional y ha afectado al mobiliario urbano, una situación similar a la que se ha vivido en Laredo.

Aún así, las rachas de viento no han sido tan fuertes como en temporales de días pasados, y la más fuerte se ha registrado de madrugada en Santander, con 78 kilómetros por hora; 73 en Torrelavega y San Vicente de la Barquera.

En general, las olas han superado los siete metros en la costa de Santander, donde se ha llegado a olas de 7,62 metros a las tres, a las cuatro y a las seis de la mañana, mientras que a las ocho se anotó una ola de 7,27 metros.

Algunos de los valores más altos se han producido a la una de la tarde, con 9,2 metros, y a las cuatro, con diez metros.

Espuma en Portio

El temporal ha dejado un curioso fenómeno en la playa de Portio (Piélagos). La arena y las rocas están cubiertas de una espesa capa de espuma marina que recuerda al interior de una lavadora.

Esto ocurre cuando el mar está revuelto y agitado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos