Un tercio de los funcionarios municipales pide seguir con asistencia sanitaria privada

Oficinas en el interior del Ayuntamiento de Santander/SE QUINTANA
Oficinas en el interior del Ayuntamiento de Santander / SE QUINTANA
Santander

Igualatorio Cantabria no quiere seguir cubriendo la prestación de la parte de la plantilla que estaba en activo antes de 1993 y el Ayuntamiento tendrá que buscar una mutua

VIOLETA SANTIAGOSantander

El Ayuntamiento de Santander tendrá que buscar cobertura sanitaria para un tercio de su plantilla (unos 300 funcionarios) toda vez que Igualatorio Cantabria -que venía dando este servicio- denunció hace meses el convenio con el municipio y su intención es retirarse el próximo 31 de diciembre, ya que no quiere seguir atendiendo a este grupo de funcionarios y sus familias (en total, casi 700 personas) en los términos de un contrato que tiene casi 25 años de vigencia.

Pero la entidad local está obligada a seguir facilitando asistencia a sus empleados y, de hacer caso a lo que le han pedido éstos de forma muy mayoritaria, tendrá que sacar a concurso la prestación, ya que los afectados llevan toda su vida laboral recibiendo atención privada y ahora han expresado en las urnas que quieren seguir en esta modalidad y no pasar a la Seguridad Social.

Así lo explicó este miércoles la presidenta de la Junta de Personal Municipal, Noelia San Emeterio, quien señaló que el pasado lunes acudieron a votar 238 funcionarios de un censo convocado de 299 (lo que supone que votó el 80%). De los votantes, el 93% optó por la asistencia mutualista. Solo 15 personas se inclinaron con su papeleta por integrarse en la Seguridad Social.

Hace unos días votó el 80% de los afectados, y el 93% de ellos quiere la modalidad mutualista Noelia San Emeterio

San Emeterio señaló que la situación se conoce desde la primavera, cuando el Igualatorio comunicó su decisión de retirarse. Este grupo sanitario venía amparando a todos los funcionarios que ya se encontraban en activo a 31 de marzo de 1993, fecha a partir de la cual todos los empleados públicos de las Administraciones locales quedaron asumidos por el Régimen General de la Seguridad Social. Es decir, todos los funcionarios (el personal laboral no está incluido) que estaban trabajando antes de la fecha citada tenían auxilio mutualista. Son los empleados de mayor antigüedad en el Consistorio y su edad media es superior a los 55 años.

Resultado vinculante

A todos ellos se les convocó a expresar su preferencia para el futuro en una consulta autorizada por la alcaldesa Gema Igual, que consideró que la Junta de Personal era la más indicada para organizarla, según aseguró San Emeterio, quien también expuso que Igual se comprometió a tomar el resultado como vinculante.

Los sindicatos han pedido al equipo de gobierno que, cuando se saque a concurso la adjudicación del servicio, «se elabore un pliego de condiciones que recoja idénticas prestaciones sanitarias a las actuales». También consideran que esta cuestión, que tiene que decidirse en Pleno, debería debatirse «ya, en la sesión plenaria de septiembre».

Fotos

Vídeos