Más de 1.300 hectáreas calcinadas en un incendio forestal en Albacete

Trabajos de extinción en Yeste. / Koke Serra (Afp)

Se sospecha que el incendio ha sido intencionado

J. V. MUÑOZ-LACUNAToledo

El incendio forestal que desde el jueves afecta al término municipal de Yeste (Albacete) sigue sin estar controlado y ya ha provocado la destrucción de más de 1.300 hectáreas de pino carrasco en esta zona de la Sierra del Segura.

El fuego que, según fuentes de la Consejería de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha, pudo ser intencionado, ha obligado a desalojar varias pedanías y un campamento juvenil. En total, más de 300 personas se han visto obligadas a desalojar la zona ante el riesgo de las llamas.

Los medios técnicos y humanos que desde el jueves luchan contra el fuego han conseguido establecer este sábado una línea de defensa que representa el 67 por ciento del perímetro del fuego. Sin embargo, el 33 por ciento restante sigue sin control.

Paradójicamente, buena parte de los pinos que han ardido en este fuego fueron plantados en 1994, cuando otro fuego de grandes proporciones arrasó esta comarca de la provincia de Albacete de difícil orografía.

"Poco a poco nos iremos haciendo con el incendio", ha declarado este sábado el consejero de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, desde el puesto de mando avanzado establecido para seguir el incendio, que cuenta con casi 17 kilómetros de perímetro total.

De las más de 1.300 hectáreas quemadas por el fuego, unas 700 eran de alto valor ecológico pues pertenecían al parque natural del Calar del Río Mundo. En los trabajos de control y estabilización del fuego están trabajando 42 medios -la mitad aéreos y la otra mitad terrestres- y cerca de 250 personas, entre ellas unidades de la Unidad Militar de Emergencias y personal de lucha contra incendios de Andalucía.

En cuanto a las 300 personas desalojadas por la cercanía de las llamas desde el pasado jueves, aún no han podido volver a sus casas 137 personas, si bien el consejero de Medio Ambiente castellano-manchego confía en no tener que evacuar a más personas.

Fotos

Vídeos