"Es humano que perder un compatriota nos duela más que 1.000 muertes de musulmanes"

"Es humano que perder un compatriota nos duela más que 1.000 muertes de musulmanes"

  • El general de División del Ejército Español, Pedro Díaz Osto, dirige un curso sobre Seguridad Internacional en Santander

El director de Relaciones Institucionales y director adjunto del Grupo Atenea, Pedro Díaz Osto, ha hecho hincapié en la importancia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, con las que debemos combatir la "seria" amenaza del terrorismo yihadista en nuestro país.

En su opinión, este "frente interior" es el que "más preocupación nos debe causar", ya que "si perdemos un amigo, un familiar, un paisano o un compatriota", es "humano" que "nos duela más que si ocurren 1.000 muertes de musulmanes en el otro lado del mundo".

El también general de División en situación de reserva hizo estas declaraciones con motivo de la inauguración del monográfico 'Curso de Seguridad Internacional: encrucijada en Oriente Medio. ¿Cómo nos afectará la guerra contra el Estado Islámico?', que dirige en Santander este lunes y martes dentro de los Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria (UC) y con el que buscan crear conciencia de "los riesgos y amenazas que afectan a la seguridad nacional de los españoles, de la Unión Europea y de Occidente".

En su opinión, se trata de "intentar mitigar esos riesgos", -mayores en "focos como Barcelona, Ceuta o Madrid",- fundamentalmente el asunto del "terrorismo yihadista", adjetivo que prefirió a "islámico" puesto que "el Islam es una gran religión con millones de practicantes en el mundo" y que "hay que tener en cuenta que la mayor parte de las víctimas de este conflicto, básicamente sectario, son musulmanas".

A la inauguración acudió la directora de los Cursos de Verano de la UC, Marina Torres, que dio la bienvenida a profesores y alumnos y destacó la presencia de los profesionales y expertos que participan como ponentes en un seminario que celebra su segunda edición en Santander.

Del mismo modo Federico Yániz, doctor en Economía de Empresa y vicepresidente de Adalede (Asociación de Diplomados de Altos Estudios de la Defensa), que patrocina las jornadas junto al Grupo Atenea de Seguridad Nacional, aprovechó su intervención durante la inauguración para reivindicar que "la defensa es cosa de todos" y que "un país sin una buena defensa no es un país avanzado".

Por su parte, Díaz Osto citó las palabras del director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, cuando afirmaba que "por cada muerto occidental hay 1.000 musulmanes con este terrorismo". Además, recordó que "ahora mismo son los chiíes los que más están sufriendo el acoso de la mayoría suní, que conforma más o menos los 2/3 del Islam. Hay facciones radicales de ambos bandos que pretenden imponer al otro su voluntad mediante el uso de las armas, de la violencia."

"Es humano que perder un compatriota nos duela más que 1.000 muertes de musulmanes"

El director adjunto de Atenea opinó sobre la utilidad de la intervención militar en estos conflictos: "no se solucionan sólo con la vía militar, necesitan de la diplomática", pero la intervención es "necesaria para acabar con el problema material". En su opinión, "el gobierno legítimo de Irak tiene que recuperar todo el territorio de su nación", aunque se preguntó "qué solución le van a dar las grandes potencias al conflicto de Siria, donde EEUU apoya a los rebeldes 'moderados' que luchan contra el régimen sirio de Bashar Al Assad y los rusos y los iraníes apoyan a ese régimen".

Cuestionado por los cambios geopolíticos que se pueden producir en el futuro, evocó la inutilidad de hacer predicciones: "cuando desapareció la Unión Soviética en 1991, durante casi 20 años parecía que Rusia iba a adoptar los patrones occidentales pero luego hemos visto que Rusia se enfrenta a Europa". Valoró como "tremendamente complejo" el conflicto de Siria, recordando que es totalmente diferente al que hay en Irak, a pesar de que "el estado islámico esté a caballo de las dos naciones".

Además, Díaz especificó hasta tres niveles en el conflicto sirio: "en el local hay muchos grupos luchando contra Bashar Al Assad; en el regional tres grandes potencias, Irán, Arabia Saudí y Turquía, también con intereses enfrentados y que están apoyando militarmente a cada una de sus facciones; y en el mundial hay dos grandes potencias, EEUU, con el respaldo del mundo occidental, del Reino Unido y Francia pero que tiene enfrentado a Rusia, que defiende intereses totalmente contrarios a los que apoyan los norteamericanos".