Una venta de pisos de 12 metros cuadrados en China crea polémica

  • Según la ley china, ninguna vivienda para uso residencial en el país puede tener menos de 22 metros cuadrados de espacio utilizable

Nueve pisos de tan solo 12 metros cuadrados se han vendido al precio de 880.000 yuanes (117.000 euros) en la ciudad meridional china de Shenzhen, causando polémica en el país por la situación del mercado inmobiliario nacional, relató hoy la prensa oficial. Los apartamentos en esa ciudad vecina a Hong Kong se vendieron el pasado 24 de septiembre, apenas horas después de que fueran lanzados al mercado por la inmobiliaria local Zhongzhi.

Aparentemente, la inmobiliaria ha utilizado su pequeño tamaño para atraer compradores e incluso lo exageró en la promoción (en la que se decía que los apartamentos medían seis metros cuadrados, cuando en realidad ése es el tamaño del cuarto principal, sin contar el baño y la cocina). El cuarto de seis metros cuadrados hace las funciones de sala de estar y dormitorio, aprovechando que la cama puede plegarse dentro de un armario, relató la agencia Xinhua.

La venta de los micropisos se volvió viral en internet en China, desató largos debates sobre la burbuja inmobiliaria que se vive en las mayores ciudades del país (mientras en las pequeñas e intermedias hay enormes cifras de viviendas sin vender) y ha llevado a las autoridades a investigar los apartamentos.

Según esa investigación, lanzada por la comisión de planificación urbana de Shenzhen, los apartamentos se construyeron y vendieron ilegalmente, por lo que ordenó a la compañía Zhongzhi que anulara los contratos y devolviera el dinero a los compradores. Según la ley china, ninguna vivienda para uso residencial en el país puede tener menos de 22 metros cuadrados de espacio utilizable.