Leonardo DiCaprio y Barack Obama.
Leonardo DiCaprio y Barack Obama. / Mandel Ngan (Afp)

Obama y DiCaprio piden hacer más en la lucha contra el cambio climático

  • El mandatario y el actor reivindican la importancia de que los estadounidenses tengan presente este tema a la hora de votar las elecciones de noviembre

El presidente de EE UU, Barack Obama, y el actor Leonardo DiCaprio han destacado hoy la urgencia de tomar más medidas en la "carrera a contratiempo" que es la lucha contra el cambio climático, y la importancia de que los estadounidenses tengan presente ese tema a la hora de votar las elecciones de noviembre.

El ganador de un Oscar por 'El renacido' llevó su activismo medioambiental a la Casa Blanca, durante una conversación con Obama que comenzó con una referencia a los políticos que, como el candidato presidencial republicano Donald Trump, se han mostrado en alguna ocasión escépticos sobre que el cambio climático sea real. "Si no crees en el cambio climático, no crees en los hechos ni en las acciones, y por tanto, en mi humilde opinión, no se te debería permitir acceder a un cargo público", dijo DiCaprio al comienzo de su entrevista con Obama al término del festival South By South Lawn, organizado por la Casa Blanca para fomentar ideas innovadoras.

DiCaprio, que no mencionó a Trump por su nombre, se mostró preocupado porque en las encuestas de este periodo electoral, el medio ambiente es uno de los temas que menos preocupan a los votantes, y solo "alrededor del 2%" lo identifican como prioridad a la hora de decidir su voto.

"El cambio climático parece perversamente diseñado para ser muy difícil de resolver políticamente", aportó Obama, al reconocer que a la gente le cuesta "conectar" un solo tornado o inundación con ese problema global, y que no es habitual en política tomar "decisiones duras" cuyos efectos no se van a sentir hasta "mucho más tarde". "Para resolver este problema, vamos a necesitar una innovación extraordinaria, en cosas como el almacenamiento de la energía eólica y solar. Eso va a requerir la movilización de la gente y, en último término, que se exprese en las urnas", añadió Obama.

Urgencia

El mandatario aseguró que no hay espacio para "la negación" del cambio climático ni "las políticas obstruccionistas", porque el fenómeno está avanzando "más rápido de lo que decían las predicciones", y es necesario "un sentido de urgencia". "Realmente estamos en una carrera a contratiempo", subrayó Obama, quien aún así se mostró "orgulloso" sobre su legado en ese tema y su implicación para lograr el Acuerdo de París alcanzado en diciembre. "Preveo que ese acuerdo entrará en vigor en las próximas semanas", afirmó Obama, al recordar que la India acaba de ratificarlo y se espera que "varios otros países" se sumen pronto, lo que permitirá alcanzar la meta de 55 naciones que representen el 55% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

El mandatario destacó que "esta semana comenzarán las negociaciones" finales para lograr un acuerdo internacional que regule las emisiones de los aviones, y que también se potenciará un pacto global para reducir la emisión de hidrofluorocarbonos (HFC), unos dañinos y cada vez más usados gases de efecto invernadero.

Impuesto sobre el carbono

DiCaprio presentó en el festival celebrado en la Casa Blanca su documental 'Before The Flood', un proyecto en el que invirtió tres años y del que aseguró haber "aprendido mucho" sobre el impacto del cambio climático y las medidas necesarias para combatirlo. "La mayoría de la comunidad científica con la que hablé verdaderamente cree que la mejor receta para resolver este tema es un impuesto sobre el carbono", subrayó el intérprete.

Obama opinó, no obstante, que "en el entorno actual en el Congreso" estadounidense, "la posibilidad de que se apruebe de inmediato un impuesto sobre el carbono es más que lejana". Defendió, como alternativa, su Plan de Energía Limpia, que establecía una serie de recortes en las emisiones de carbono y daba flexibilidad a los estados para "decidir" cómo lograrlas. Sin embargo, el Tribunal Supremo de EE UU mantiene bloqueado desde febrero ese plan, que el propio Obama describió como "la pieza central" de su estrategia contra el cambio climático, a la espera de que una corte inferior decida sobre la legalidad del proyecto.

La conversación sirvió como colofón a un festival celebrado desde el mediodía en el jardín sur de la Casa Blanca e inspirado en el South By Southwest (SXSW), un escaparate de las últimas tendencias en tecnología, cine y música que acoge cada año Austin (Texas). La banda de folk-rock The Lumineers sirvió como aperitivo al panel de Obama y DiCaprio, y logró poner en pie y hacer cantar a un público algo tímido con sus éxitos 'Stubborn love' y 'Hey ho'.

Las nuevas tecnologías y la realidad virtual protagonizaron varias instalaciones, entre ellas una que permitía a los visitantes ponerse en la piel de los presos recluidos en condiciones de aislamiento, una práctica que Obama quiere eliminar.