CANTABRIA ESTÁ A SALVO

«Es altamente improbable que Cantabria sufra nunca un tsunami de proporciones suficientes para que afecte de alguna manera a la sociedad», declaran los investigadores. El norte de España no es una zona que registre sismos frecuentes y mucho menos de grandes dimensiones. Además, la costa está preparada para afrontar embates del mar. Algo que se ha demostrado en los últimos años con temporales recurrentes y que a largo plazo pueden causar también bastante daño. De hecho existen investigaciones del propio Instituto de Hidráulica que avanzan que el Cambio Climática acentuará la frecuencia y la virulencia de estos fenómenos extremos.