Muere el torero Iván Fandiño

fotogalería

/ Alberto Aja

  • El vizcaíno ha recibido una cornada en la plaza francesa de Aire Sur L’Adour y ha sido trasladado de urgencia al Hospital de Mont de Marsan

  • «Daos prisa en llevarme al hospital, me estoy muriendo», le dijo al diestro francés Thomas Dufau, que le llevó en volandas hasta la enfermería tras la cogida

Muere el torero Iván Fandiño tras recibir una cornada en el pecho en una corrida de toros que se ha celebrado en la plaza francesa de Aire Sur L’Adour. El matador vizcaíno fue cogido cuando realizaba un quite al primer toro de Juan Del Álamo.

El diestro de 36 años resultó herido mientras le hacía un quite a uno de los toros de su compatriota Juan del Álamo. Al querer ejecutar un pase, sus pies se enredaron en su capote y cayó al suelo donde sufrió una cornada en un pulmón. Antes, en su primera actuación de la tarde, había cortado una oreja.

  • Iván Fandiño, un torero reconocido

A toda prisa fue conducido a la enfermería, y desde allí a un hospital de Mont de Marsan donde nada pudieron hacer por su vida, certificando su defunción.

El torero vasco, originario de Orduna, cerca de Bilbao, había sido invitado a las corridas de las fiestas de Aire-sur-l'Adour, con Juan Del Álamo y el francés Thomas Dufau, para lidiar con toros de la ganadería española Baltasar Ibán.

«Que se den prisa en llevarme al hospital porque me estoy muriendo»

«Que se den prisa en llevarme al hospital porque me estoy muriendo», esas fueron las últimas palabras que pronunció el torero Iván Fandiño antes de fallecer finalmente en el trayecto en ambulancia desde la ciudad francesa de Aire Sur L'Adour al hospital Layné de Mont de Marsan.

Estas palabras, según el diario francés Sud-Oest, se las dijo al torero francés Thomas Dufau, compañero de Fandiño en la corrida de hoy y uno de los encargados de llevarle en volandas a la enfermería de la plaza.

Segundo torero español muerto en el ruedo en este siglo

La muerte este sábado del torero Iván Fandiño es la segunda de un diestro español en lo que llevamos de siglo. Los últimos fallecimientos de matadores españoles fueron los de Francisco Rivera "Paquirri", en Pozoblanco, Córdoba (1984), José Cubero "Yiyo" en Colmenar Viejo, Madrid (1985) y Víctor Barrio en la plaza de toros de Teruel, en la Feria del Ángel (2016).

A escala mundial, un total de 138 profesionales del toro -36 matadores entre ellos- han muerto como consecuencia de las heridas sufridas en plazas, fincas o tentaderos, desde el siglo XX.

La primera cornada mortal del siglo pasado ocurrió el 13 de enero de 1907 en la plaza de México D.C. y tuvo como víctima al espada Antonio Montes. Después caerían mortalmente heridas figuras tan relevantes como José Gómez Ortega "Joselito" (Talavera de la Reina, Toledo, 1920), Manuel Granero (Madrid, 1922), Ignacio Sánchez Mejías (Manzanares, Ciudad Real, 1934), Manuel Rodríguez "Manolete" (Linares, Jaén, 1947) y Antonio Mejías Jiménez "Bienvenida" (El Escorial, Madrid, 1975), entre otros.

Esta es la cronología de los matadores españoles muertos en los últimos 50 años:

- José Mata. Cogido el 25 julio 1971 en Villanueva de los Infantes (Ciudad Real) por el toro "Cascabel" (ganadería de Luis Frías) y muerto dos días después.

- El portugués José Falcón (11 agosto 1974, plaza Monumental de Barcelona). Cogido por el toro "Cuchareto" (ganadería del Hoyo de la Gitana).

- Antonio Mejías Jiménez "Bienvenida". Cogido el 4 octubre 1975, ya retirado de los ruedos, por la vaquilla "Conocida", en la finca madrileña de El Escorial, propiedad de la ganadera Amelia Pérez Tabernero. Muerto tres días después.

- Francisco Rivera "Paquirri" (26 septiembre 1984, Pozoblanco, Córdoba). Cogido por el toro "Avispado" (ganadería de Sayalero y Bandrés).

- José Cubero "Yiyo" (30 agosto 1985, Colmenar Viejo, Madrid). Cogido por el toro "Burlero" (ganadería de Marcos Núñez).

- El segoviano Víctor Barrio (9 septiembre 2016, Teruel). Cogido por el toro "Lorenzo" (ganadería de Los Maños).

- El vizcaíno Iván Fandiño (17 junio 2017) a consecuencia de una gravísima cornada inferida por un toro de la ganadería de Baltasar Ibán en la ciudad francesa de Aire Sur L´Adour.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate