Arte y dinamización social

Antonio Santiago, director del Equipo La Escuela de Cayón, junto a los alumnos e instructores, con algunos de los montajes artísticos que realizan. / Daniel Pedriza

El Equipo La Escuela,de Argomilla de Cayón, es un centro que fomenta el trabajo en equipo a través de actividades plásticas

María de las Cuevas
MARÍA DE LAS CUEVASSantander

El Equipo La Escuela de Argomilla de Cayón (ELE) es un centro de recursos educativos que fomenta la dinamización social a través de las actividades plásticas. Según explica su director, Antonio Santiago, es «un espacio donde compartimos una actividad sin tener en cuenta las capacidades del de enfrente».

Así fue como surgió ‘el punto’ que se ha convertido en su seña de identidad. Se trata de un círculo pequeño, realizado en cartón, sobre el que cada cual hace un montaje artístico a base de pintar, pegar, recortar... de tal modo que cada no hay ninguno igual. «Vimos que era un diseño sencillo de hacer y que uno aislado no decía mucho, pero con miles de ellos podíamos hacer montajes bellísimos», explica Antonio. Tanto es así que han captado el interés de varios centros artísticos y del público.

Arte y diseño

Proyecto
‘La Caixa’ ha financiado su proyecto artístico de diseño de una colección de pendientes llamada ‘elpuntopendiente’.
Objetivo
El Equipo Escuela de Argomilla es un espacio en el que realizar actividades en comunidad, de forma que todos aporten algo con independencia de sus capacidades.
Desarrollo
Comenzaron con el diseño de un punto de cartón, pintado y a medio plazo quieren crear una empresa social.

La asociación comenzó en 1992 con trabajos con tela, barro... y de pronto, el círculo de cartón encajó en su filosofía: «Creemos que una propuesta artística facilita contactos entre varias personas, con o sin patologías. El caso es que convivan y hagan algo tan atractivo que se olviden de la condición del que tienen al lado. A nivel individual todo es complicado, pero el esfuerzo compartido da un gran resultado», explica Antonio.

«Cada punto de cartón en sí mismo no es nada, pero juntos cobran un sentido y se convierten en una estructura preciosa», resalta el director de ELE. «En cada pieza participamos todos, cada uno hace algo específico y aporta lo que sabe». ELE logra favorecer la autonomía de los jóvenes y la sensación de pertenecer a un proyecto. Se desarrolla en el Centro de Atención, Rehabilitación y Educación Especial, en Cayón, y desde sus inicios ha apostado por las experiencias plásticas. Han hecho exposiciones en Cantabria, Barcelona o Denia. «En un ocasión, llevamos a un hospital un ‘kit de puntos’ e hicimos un mural precioso entre todos los pacientes», recuerda Antonio.

También han expuesto en el Castillo de Argüeso con el montaje bajo el título de ‘Juego de Puntos’ (en alusión a Juego de Tronos), y en Artesles, el Festival de Arte y Música de Esles de Cayón, bajo la dirección de Fernando Zamarillo, que se ha implicado con ellos de manera personal alzándose como el «valedor de la escuela. Nos ayuda a no equivocarnos».

El ‘Puntopendiente’

La Obra Social ‘la Caixa’ es, en la actualidad, el gran apoyo de la asociación. «Se pusieron en contacto con nosotros, vinieron a conocernos y han hecho puntos con nosotros. Se preocuparon por nuestras necesidades y quisieron conocer el proyecto a fondo». La entidad financia su última andadura, una colección de pendientes que, como no podía ser de otra forma, tiene forma de punto y se llaman ‘el puntopendiente’. Con esta colección dan los primeros pasos para constituirse como una empresa social, en la que se coordinen y participen varias asociaciones, como ya han hecho con esta colección de pendientes donde Cantabria Acoge se ha encargado de fabricar y diseñar las cajitas donde se guardan a base de papel reciclado. Además, cada pendiente está engarzado en plata de primera calidad por uno de los últimos artesanos plateros de Menorca. Cada ‘puntopendiente’ es único e irrepetible, se realiza bajo el lema ‘Todo hecho por personas muy especiales’.

La Obra Social de ‘la Caixa’ es «nuestro mayor apoyo», destaca Santiago. También han financiado un vídeo artístico de su trabajo y habilitarán una zona exterior para que los alumnos y alumnas puedan desarrollar actividades al aire libre. Este verano, van a exponer en los jardines del museo de Arte Contemporáneo de Santiago de Compostela en colaboración con el hospital psiquiátrico. «Llevamos cerca de 8.000 puntos realizados para esta exposición, estamos muy motivados y nos da fuerzas».

Fotos

Vídeos