Bruselas declara la guerra al plástico

Un voluntario recoge botellas de plástico./Efe
Un voluntario recoge botellas de plástico. / Efe

La Comisión propone reducir la basura marina con medidas de control a los diez productos de plástico de un solo uso

ADOLFO LORENTEBruselas

Bruselas ha redoblado sus esfuerzos en la guerra que mantiene abierta con el plástico y que comenzó en 2015 con las bolsas. Ahora, le toca el turno a los diez productos de plástico de un solo uso, como bastoncillos, cubiertos o pajitas, y las artes de pesca, que juntos representan «el 70% de la basura marina». La directiva propuesta, que ahora debe ser negociada con la Eurocámara y los Estados en el Consejo evitará que se emitan 3,4 millones de toneladas equivalentes de CO2 y se produzcan daños ambientales «de unos 22.000 millones hasta 2030». Además, permitirán a los consumidores ahorrar 6.500 millones, según diferentes estimaciones.

«Los residuos de plásticos son, sin lugar a dudas, uno de esos grandes temas, y Europa tiene que actuar unida para hacer frente a ese problema, ya que esos residuos acaban en nuestro aire, nuestros suelos, nuestros océanos y nuestros alimentos. Las propuestas presentadas reducirán la presencia de los plásticos de un solo uso en nuestros supermercados gracias a la aplicación de una serie de medidas. Vamos a prohibir algunos de esos artículos y los sustituiremos por alternativas más limpias, de manera que los consumidores puedan seguir usando sus productos favoritos», ha recalcado el vicepresidente primero del Ejecutivo comunitario, Frans Timmermans.

Son varias las medidas propuestas:

-Los productos de plástico de un solo uso no podrán comercializarse cuando haya alternativas fácilmente disponibles y asequibles. La prohibición se aplicará a los bastoncillos de algodón, los cubiertos, los platos, las pajitas, los agitadores de bebidas y los palitos de globos de plástico, que deberán estar fabricados exclusivamente con materiales más sostenibles. Los recipientes de bebidas de un solo uso de plástico solo podrán comercializarse si sus tapas y tapones permanecen unidos a ellos.

-Los Estados miembros tendrán que reducir el uso de los recipientes alimentarios y de los vasos de plástico. A tal fin, pueden establecer objetivos de reducción a nivel nacional, ofrecer productos alternativos en el punto de venta o garantizar que no puedan proporcionarse de forma gratuita productos de plástico de un solo uso.

-Los productores contribuirán a cubrir los costes de la gestión y la limpieza de residuos, así como de las medidas de sensibilización en relación con los recipientes alimentarios, los envases y envoltorios (por ejemplo, de patatas fritas y golosinas), los recipientes y vasos de bebidas, los productos del tabaco con filtro (por ejemplo, colillas), las toallitas húmedas, los globos y las bolsas de plástico ligeras. También se ofrecerán a la industria incentivos para desarrollar alternativas menos contaminantes a esos productos.

-Los Estados miembros estarán obligados a recoger el 90% de las botellas de bebidas de plástico de un solo uso de aquí a 2025 mediante, por ejemplo, sistemas de consigna.

-Algunos productos deberán llevar una etiqueta clara y normalizada que informe sobre el modo de eliminación de los residuos, su impacto ambiental negativo y la presencia de plásticos en ellos. Este requisito se aplicará a las compresas higiénicas, las toallitas húmedas y los globos.

-Los países estarán obligados a aumentar la sensibilización de los consumidores sobre los efectos negativos de tirar plásticos de un solo uso y artes de pesca, así como sobre la disponibilidad de sistemas de reutilización y las posibles opciones de gestión de residuos para todos esos productos.

-Respecto a las artes de pesca, que suponen el 27% de toda la basura que se encuentra en las playas, la Comisión se propone completar el actual marco político con «sistemas de responsabilidad de los productores», que tendrán que sufragar «los costes de la recogida de residuos por las instalaciones portuarias receptoras y los de su transporte y tratamiento». También deberán correr con los gastos de las medidas de sensibilización.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos