«Todas las comunidades estarán mejor con un pacto nacional sobre el agua que sin él»

Isabel García Tejerina durante la entrevista. / A. Ferreras | Vídeo: V. Carrasco

Tejerina asegura que se enteró por las prensa de la nueva normativa de emisiones y movilidad de Madrid

J. Luis Alvarez
J. LUIS ALVAREZMadrid

La ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, tiene marcado como objetivo que todas las normativas sobre trasvases y las políticas de agua tengan el mayor consenso posible.

-¿El Gobierno es partidario de realizar nuevos trasvases?

-Nuestra voluntad de que no haya enfrentamientos está por encima de todo. Tenemos un objetivo de que todas las comunidades estén mejor con un pacto que sin él. Probablemente no se resolverá todo. Hemos avanzado muchísimo en materia de planificación y política de agua durante la pasada legislatura, pero ahora es importante abordar determinadas infraestructuras y decisiones que han de tener vocación de permanencia y por eso es necesario el acuerdo. En un país como España es muy importante saber que no se puede decir no a ninguna fuente de agua y da lo mismo hablar de desalación, reutilización o de trasvases. Debemos trabajar porque poniendo el foco en el ahorro y la eficiencia con lo que podremos dar una mayor utilidad al agua de la que disponemos. Por eso, en el Pacto Nacional por el Agua, la eficiencia y el ahorro tendrán un capítulo importante, que entre otras cosas será culminar la modernización de los regadíos que ya inició el Partido Popular en 2002.

-¿En España se derrocha agua?

-Ha llovido mucho y ver las imágenes de la nieve caída nos hace más difícil comunicar a los ciudadanos que España todavía sigue teniendo un problema de sequía importante. Podemos ahorrar más agua, la que no gastemos es la que vamos a tener a nuestra disposición si hay sequía. Por lo tanto es necesaria una cultura de eficiencia con el agua. Necesitamos una gran concienciación por parte de todos, porque cada gota cuenta con sequía y sin ella.

Más información

-¿Qué supone en este momento el Pacto Nacional por el Agua?

-Es la continuación de lo que hay que hacer después de lo muchísimo que hemos hecho en la legislatura pasada,como la planificación de las cuencas que dependen del Estado, lo que tenía que haber estado aprobado en 2009 y teníamos una sanción europea que nos han levantado; la planificación del riesgo de inundaciones, hoy hablamos de sequía pero este país también sufre inundaciones; una auditoría del país para ver cómo era la calidad de nuestras aguas, porque había expedientes abiertos a España que nos está contando levantar; el Plan Crece el que el Ministerio está invirtiendo más de 1.200 millones para ayudar a autonomías y ayuntamientos, que son los competentes en materia de abastecimiento y depuración de agua; introdujimos el cambio climático en la gestión del agua con un programa de impulso al medioambiente; introducimos los caudales ecológicos a nuestros ríos y creamos 135 reservas naturales fluviales con 2.700 kilómetros. Todo esto nos permite nos permite seguir avanzando en cosas muy importantes, que requieren acuerdos, porque son decisiones de largo plazo. Durante 2017 hemos convocado 125 reuniones tras las que hemos identificado los cuatro ejes del Plan Nacional por el Agua. La atención a las demandas pasan por las infraestructuras, por completar la eficiencia, por acabar con la modernización de los regadíos, por tener todas las redes de distribución en el mejor estado y por seguir cuidando nuestro medio ambiente. Hay que hacer caudales ecológicos, hay que seguir con la depuración y hay que abordar la gestión del agua para espacios naturales emblemáticos que dependen de una gestión integrada del agua como ocurre en el Mar Menor, en el Delta del Ebro, en Doñana... También son muy importantes los planes del riesgo de gestión de inundaciones.

-¿España tiene tan mala calidad del aire como denuncia Bruselas?

-España no tiene un problema de calidad del aire. La calidad del aire ha mejorado. En 2010 había ocho infracciones, hoy hay cinco. Pero si hay dos problemas importantes en emisiones, Madrid y Barcelona. El problema es medioambiental, pero es más preocupante que sea de salud pública. Son millones de españoles los afectados.

-¿Han llevado a la Comisión Europea las últimas medidas de movilidad de Madrid?

-En enero remitimos el Plan Nacional de Calidad del Aire, aprobado en diciembre. Son los ayuntamientos los que deben adoptar las medidas que crean más eficaces y que menos incomoden a los ciudadanos. Se llevó la información que hasta esa fecha nos habían aportado. Ahora hay algún anuncio adicional de los propios ayuntamientos y hay que decir que los hemos ido conociendo por la prensa. El viernes mientras la secretaria de Estado defendía en Bruselas las medidas presentadas, los ayuntamientos estaban anunciando otras que nosotros no conocíamos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos