Uno de cada cuatro españoles sufrirá un trastorno mental a lo largo de su vida

Día Mundial de la Salud Mental./Efe
Día Mundial de la Salud Mental. / Efe

El suicidio se ha convertido en la primera causa de muerte entre los jóvenes europeos

ANDER AZPIROZMadrid

Los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) son concluyentes. Una de cada cuatro personas sufrirán un trastorno mental a lo largo de su vida. Se calcula que actualmente sólo en España 2 millones y medio han padecido de depresión. El suicidio representa actualmente el 1,5% de las muertes en todo el mundo, lo que lo sitúa entre las veinte causas de muerte más frecuentes y, por si fuera poco, la primera entre adolescentes europeos.

Estas cifras, prácticamente desconocidas para la ciudadanía, salen a la luz con motivo de la celebración este martes del Día de la Salud Mental. Las administraciones y la sociedad van tomando poco a poco consciencia del problema, "pero aún queda mucho camino por recorrer", según se alerta desde la Asociación Nacional de Psicólogos Clínicos y Residentes (ANPIR).

Un estudio llevado a cabo con más de 1.200 pacientes en toda España ha puesto de manifiesto que el tratamiento psicológico puede mejorar entre 3 y 4 veces la respuesta en los trastornos de ansiedad y depresión que el tratamiento habitual, basado exclusivamente en psicofármacos. "Sin embargo, la dotación de profesionales en la sanidad pública es inaceptablemente baja", lamenta la psicóloga clínica Gloria Bellido.

Una de las principales críticas al sistema por parte de los profesionales de la salud mental radica en que en el campo de la Atención Primaria, donde se atiende a la mayoría de las personas con trastornos mentales, no hay destinados psicólogos clínicos. Y no parece que los vaya a haber por ahora, ya que el número de plazas del programa Psicólogos Internos Residentes (PIR) ofertadas por el Estado es de sólo unas 130 al año.

También se remarca la diferencia entre los psicólogos clínicos y los psicólogos. Y es que los primeros deben de superar un periodo de formación de cuatro años en hospitales de la salud pública, explica Bellido. Desde la Asociación se mantiene que un mayor número de psicólogos públicos "repercutirá directamente en beneficio de todas las personas que sufren un trastorno mental y que no pueden acceder a tratamientos psicológicos de calidad". Según concluye Bellido, es necesario revisar el sistema porque "los trastornos mentales se están dejando de lado frente a otros, pese a la gran incidencia que tienen entre la población".

Pastor aboga por una revisión

La presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, también cree necesario revisar la asistencia sanitaria en relación a la integración de las personas con problemas de salud mental y admite desigualdades territoriales en su atención ya que la cartera de servicios no es la misma en toda España.

Pastor, exministra de Sanidad y médico de profesión, realizó esta reflexión ayer en un acto que se celebró en la Cámara baja con motivo de la celebración este martes del Día Mundial de la Salud Mental, que este año se presenta bajo el lema 'Trabajar sin máscaras. Emplear sin barreras'.

Uno de los grandes retos es la incorporación de los enfermos mentales al mundo laboral. Según las estadísticas, sólo el 15,9% de las personas con problemas de salud mental trabaja y muchas de ellas no cuentan que los sufren.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos