Educación estudia convocar oposiciones de Primaria durante el curso

Los alumnos de Primaria comienzan el próximo jueves a clase.
Los alumnos de Primaria comienzan el próximo jueves a clase. / R. Ruiz
  • La Consejería propone a los centros que realicen cinco evaluaciones a los alumnos, aunque sólo tres serán con notas como viene ocurriendo hasta la fecha

Sólo un examen separa al opositor del sueño dorado. Del trabajo seguro, la plaza fija y el sueldo garantizado. De convertirse en funcionario y de amarrar su futuro laboral. Una prueba que normalmente se desarrolla durante le verano, pero la Consejería de Educación plantea realizar las oferta de empleo público en Primaria del año que viene durante periodo escolar. Así se lo adelantó el miércoles el titular del área, Ramón Ruiz, a 200 directores de colegios públicos durante un encuentro para explicar las instrucciones del inicio del nuevo curso, que dará comienzo el próximo 8 de septiembre, así como de las evaluaciones y los proyectos de innovación.

Aunque la Administración suele aprovechar el periodo estival para que las oposiciones no interfieran con el desarrollo normal del curso, no es la primera vez que se celebra durante los meses lectivos. El exconsejero Miguel Ángel Serna (PP) hizo lo propio con las plazas para profesor de lengua y matemáticas durante la pasada legislatura.

Los directores consultados por este periódico creen que hay que medir "muy bien los pasos para que se supla a los profesores que tienen que ir al tribunal". Desde la Consejería recalcan que es "una idea que ahora mismo está encima de la mesa", pero "que hay que estudiarlo todo muy detenidamente para sacar adelante la mejor opción posible".

Dos evaluaciones sin notas

La otra gran novedad que se abordó fue el nuevo calendario escolar que, con los mismos 175 días de clase, establece cinco bimestres lectivos y cuatro periodos vacacionales, uno cada dos meses aproximadamente. El consejero dijo, durante el acto celebrado en la sede de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), que esta fórmula "permite detectar antes los problemas de aprendizaje de los alumnos".

Ruiz también hizo hincapié en la importancia de la evaluación adaptada a los períodos lectivos y pidió que se abra un tiempo de reflexión tras cada bimestre para que el equipo docente evalúe, detecte y ponga remedio a las dificultades presentadas por los alumnos. La idea es que se realicen cinco evaluaciones pero solo tres de ellas, como venía ocurriendo hasta ahora, serán con notas. En las dos restantes, en noviembre y en febrero, se realizará un informe cualitativo de cada alumno para que los padres y los docentes analicen su evolución durante el curso.

La medida ha caído en líneas generales bien en el sector, según reconocen desde los sindicatos y los directores de escuela, que lo ven "mucho más positivo para los alumnos que entregar cinco notas numéricas". Una decisión que, en última instancia, queda en manos de cada centro. "Pensamos que es mejor para los alumnos, para la evaluación continúa y que estamos racionalizando el calendario", manifestó recientemente Ruiz, que consideró el sistema educativo cántabro como "uno de los que más hace por la conciliación laboral y familiar".

Convivencia escolar

El máximo responsable de Educación también insistió en que se publicará de manera "inminente" un decreto de convivencia escolar y se cambiará el protocolo para agilizar los procedimientos. En este aspecto destacó la importancia de la formación permanente de los equipos directivos, que debe ser, a su juicio, continuada en el tiempo durante al menos dos años.

Respecto a los proyectos de innovación de los centros, Ramón Ruiz dijo que su departamento impulsará las redes de centros innovadores, que tendrán que exponer sus propuestas en el próximo Congreso de Educación.