fotogalería

Vuelta al cole, esta mañana, en el colegio público María Sanz de Sautuola, en Santander / Javier Cotera

Normalidad en el inicio del curso escolar más novedoso de Cantabria

  • Los 53.000 niños de Infantil y Primaria han regresado hoy a las aulas de la región con el nuevo calendario en marcha, los Bancos de Libros en funcionamiento y la lluvia como cierre del verano

Las listas están pegadas en una pared cubierta del colegio Jardín de África de Santander. Bajo una mampara que protege el acceso a las aulas, la lluvia no puede alcanzarlas y borrar del papel la organización por orden alfabético y por curso de este primer día de clase en el que el día otoñal ha contribuido a poner el punto final del verano.

La tónica de la vuelta al cole ha transcurrido con normalidad esta mañana en Cantabria, donde 53.000 niños de Educación Infantil y Primaria han estrenado el novedoso calendario escolar. Empiezan con las mismas caras a su alrededor, compañeros que han crecido durante el verano, y los que se estrenan como alumnos lo hacen a punto de conocer a sus primeros amigos en la escolarización que este curso 2016-2017, que contará en total con 67.000 estudiantes en el red pública y 27.000 en la privada, y que estudiarán en 301 centros educativos (236 públicos y 75 privados o concertados).

En uno de ellos, el colegio público María Sanz de Sautuola, en La Albericia, hoy han recibido a más de 400 alumnos. En el patio les ordenaban en filas por clases, con los profesores ya conocidos de otros años en un proceso ya habitual para los niños, y también para los padres, en los que no ha faltado la agitación y los nervios de este estreno que tiene como novedad la puesta en marcha del Banco de Libros. Con una inversión de dos millones de euros, la Consejería ha puesto en manos de los propios centros la responsabilidad de organizar el reparto de libros y, esta mañana, los primeros alumnos recibían su material escolar con una explicación por parte de los docentes en la que les advertían del correcto uso de estos libros ya que, a final de curso, volverán al Banco para ser reutilizados el próximo año por los siguientes estudiantes.

Ha sido en el centro educativo de La Albericia donde el consejero de Educación, Ramón Ruiz, ha realizado una visita acompañado por los directores generales de su área. En el primer día de "vuelta al cole", Ruiz ha destacado que "todo el profesorado está en los centros" y ha añadido que las vacantes para todo el año han sido cubiertas antes del 31 de agosto, y que hoy precisamente han tomado posesión de sus puestos 108 profesores interinos sustitutos.

La plantilla de profesores asciende entorno a 9.000, de ellos 6.700 en la red pública y 2.300 en la privada. Se ha producido un incremento de unos 100 profesores, fundamentalmente por la implantación de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), que obliga a diversificar más las materias y abre nuevos itinerarios en 4º de la ESO. Además, este año se han renovado los equipos directivos de un total de 99 centros, colegios e institutos.

Nuevo calendario

El consejero de Educación ha reiterado que los dos objetivos que persigue el nuevo calendario escolar son evitar "el desgaste físico y emocional de los alumnos" en un trimestre, el primero, excesivamente largo hasta ahora, y aprovechar los cinco periodos bimestrales de descanso para intensificar la evaluación continua de los alumnos.

"El nuevo calendario puede ser un elemento de innovación educativa", ha dicho Ramón Ruiz en referencia a que permite una respuesta más temprana a las posibles dificultades del aprendizaje del alumno y a las cinco evaluaciones (tres con calificaciones y dos no) que propugna la Consejería. "Las familias, ha añadido el consejero, tendrán más información sobre el proceso de aprendizaje de los alumnos".