La prueba final de Bachillerato para ir a la universidad se superará con un 4

Íñigo Méndez de Vigo, ministro de Educación.
Íñigo Méndez de Vigo, ministro de Educación. / Chema Moya (Efe)
  • Esas pruebas comienzan a aplicarse este mismo curso, pero solo tendrán validez académica a partir del 2017-2018, cuando será necesario superarlas para obtener los títulos correspondientes

El alumno que finalice Bachillerato este curso deberá obtener una calificación igual o superior a 4 puntos en la evaluación final de esos estudios para que cuente en los procedimientos de acceso a la universidad. Así consta en el borrador de orden ministerial que responsables del Ministerio de Educación tratarán mañana con los de las comunidades en una reunión técnica. Esa orden determinará las características, el diseño y contenido de las nuevas evaluaciones finales de ESO y Bachillerato previstas por la Lomce.

Esas pruebas comienzan a aplicarse este mismo curso, pero solo tendrán validez académica a partir del 2017-2018, esto es, será necesario superarlas desde entonces para obtener los títulos correspondientes. Sin embargo, la de Bachillerato contará ya desde este curso (2016-2017) para los alumnos que quieran acceder a la Universidad, pues ha desaparecido la Selectividad.

La calificación para el acceso a estudios universitarios se calculará ponderando un 40% la calificación de la evaluación final y un 60% la nota del Bachillerato. Se entenderá que se reúnen los requisitos de acceso a la Universidad cuando el resultado de esta ponderación sea igual o superior a 5 puntos.

El borrador también incluye las denominadas "matrices de especificaciones", que determina el peso o porcentaje que corresponde a cada uno de los bloques de contenidos establecidos para las materias objeto de evaluación. Igualmente, las "matrices de especificaciones" establecen la concreción de los estándares de aprendizaje evaluables asociados a cada uno de los bloques de contenidos que se evalúan y cuya superación se considera esencial para que el alumnado acredite un dominio básico de la materia de la que se evalúa.

Evaluaciones

Se realizará una prueba por cada una de las materias objeto de evaluación en la etapa correspondiente, que constará de un número mínimo de 2 y un máximo de 15 preguntas. Las evaluaciones finales de Educación Secundaria Obligatoria y de Bachillerato tendrán una duración de un máximo de cuatro días, que pueden ser cinco en las comunidades con lengua cooficial.

Las preguntas deberán corresponder a alguna de las siguientes categorías: de opción múltiple, semiabierta y abierta. Cada una de las pruebas de la evaluación final de Educación Secundaria Obligatoria durará 60 minutos, con descansos entre ellas, y las pruebas de la evaluación final de Bachillerato, 90 minutos.

En las evaluaciones finales de ESO y de Bachillerato se aplicará un cuestionario anónimo de contexto dirigido al alumnado que realice las evaluaciones. Las pruebas de la evaluación final de Educación Secundaria Obligatoria del curso 2016-2017 se harán en una sola convocatoria, antes del 24 de junio; las de Bachillerato correspondientes a la convocatoria ordinaria de este mismo curso, antes del 10 de junio, y las extraordinarias, antes del 8 de julio o del 9 de septiembre.

Lomce

Las comunidades con consejeros socialistas de Educación han anunciado que asistirán a la reunión convocada para hoy en el Ministerio de Educación, pero que se negarán a participar en cualquier debate técnico sobre esta cuestión porque rechazan todas las evaluaciones finales de etapa previstas por la Lomce.

A su vez, fuentes ministeriales han indicado que el borrador remitido a las comunidades es signo del "compromiso" del Gobierno de cumplir con las previsiones de la Lomce y con el plazo previsto por el real decreto que regula las evaluaciones finales, para que la orden se publique antes de que termine noviembre.

La regulación es absolutamente necesaria, han insistido, particularmente en el caso de la evaluación final de Bachillerato, ya que la anterior Prueba de Acceso a la Universidad ha quedado derogada por la reforma educativa.