UGT pide que se supervise el despido de 16 docentes de centros concertados

Una profesora de primaria, en mitad de una clase./DM .
Una profesora de primaria, en mitad de una clase. / DM .

El sindicato denuncia en un comunicado que "la mayor parte de estos despidos se han producido por supuestos motivos disciplinarios difícilmente justificables"

DM .
DM .Santander

La sección de Enseñanza Concertada de la Federación de Empleados de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT ha solicitado a la Consejería de Educación que supervise el despido de 16 docentes de centros concertados de Cantabria desde junio del año pasado.

En un comunicado, el sindicato recuerda que estos centros están financiados con dinero público y explica que "la mayor parte de estos despidos se han producido por supuestos motivos disciplinarios difícilmente justificables".

Según añade, los despidos "han sido reconocidos como improcedentes por el propio centro educativo con el pago de la indemnización correspondiente, o bien, han sido declarados como tales por una sentencia judicial".

UGT, que advierte de que la cifra de despidos "podría incrementarse en centros concertados sin representación sindical", denuncia que en la enseñanza concertada "se está produciendo un goteo de casos de confrontación laboral con un excesivo número de despidos en el pasado curso académico que no se había observado hasta ahora".

Señala, en este sentido, que en el último año se han registrado "sorprendentes despidos a mitad de curso; varios casos de modificación sustancial de las condiciones de trabajo como reducciones de jornada y hasta una nueva modalidad de despido de docentes en período de prueba sin causa aparente".

20 años de antigüedad

"No se trata de despidos puntuales, sino más bien una estrategia para ahorrar costes que afecta en muchos casos a docentes con muchos años de experiencia en el propio centro que les expulsa, algunos de ellos con más de 20 años de antigüedad", puntualiza el sindicato.

UGT muestra su preocupación por "este creciente número de despidos de docentes de centros concertados con las fórmulas propias habilitadas por la última reforma laboral" y recalca la "obligación" de la Consejería de Educación de vigilar la selección y el despido del profesorado en aquellos centros financiados con fondos públicos.

"Uno de los principios y objetivos básicos de la vigente Ley de Conciertos Educativos es precisamente la estabilidad de las plantillas docentes", alega el sindicato, que recuerda que la propia normativa legal "estipula la competencia de la Administración educativa al respecto".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos