Superhéroes escolares para la Tierra

La Fundación Botín destaca un proyecto del colegio de La Enseñanza en el que alumnos de Primaria se convierten en 'guardianes'

Superhéroes escolares para la Tierra
María Ángeles Samperio Martín
MARÍA ÁNGELES SAMPERIO MARTÍNSantander

¿Quién no ha soñado con ser un superhéroe y salvar a la Tierra de los males que la acechan? Esta romántica idea la han hecho realidad los alumnos de tercero de Primaria del Colegio La Enseñanza (Compañía de María) que con la ayuda de su profesor, Francisco Barrera, han sabido convertirse en auténticos ‘guardianes’ y combatir contra la ‘maldad’ que nos rodea para que los hombres y mujeres puedan vivir en paz. Un proyecto auspiciado por la Fundación Botín que ha distinguido la iniciativa (denominada ‘Guardianes de la Tierra’) entre las que llevan a cabo los cerca de 300 educativos que en todo el mundo participan en la estrategia de ‘Educación Responsable’ y cada trimestre se plantean un reto.

La Fundación subraya que «ayudar a los demás exige poner nuestra mirada sobre ellos, detectar sus necesidades y ofrecer algo de lo que somos». Por eso, el reto planteado para el último trimestre de 2017 fue que en los centros educativos se desarrollaran «más acciones que ayudan». Se buscaba poner de relieve la habilidad «de los que son capaces de empatizar con el otro y ofrecerles algo nuevo que les aporte bienestar». «Nuestro deseo es que esas prácticas, hábitos o acciones educativas tengan eco para lograr un mundo mejor. Te proponemos que nos cuentes ‘una acción que ayuda’ y que hayas desarrollado en tu centro con el propósito de responder a los desafíos sociales, ambientales o culturales de vuestro entorno. Ayudaremos al ganador a multiplicar el efecto de su acción para seguir haciéndolo posible», animaba la Fundación Botín en la convocatoria. Y los alumnos de tercero de Primaria de La Enseñanza aceptaron el reto y ganaron.

Los estudiantes se han autoevaluado y todos se consideran «felices» y «motivados»

«Cambiar el mundo, empezando por nosotros mismos requiere ser protagonistas de nuestras vidas. En caso de los alumnos, de sus aprendizajes. Y sin esa oportunidad, sin esa libertad, todo su potencial y capacidad, me temo que quedarán dormidos el resto de sus días. En nuestras manos está darles esa libertad tan necesaria», reflexiona Francisco Barrera al presentar el proyecto la pasada semana tras haber conseguido el triunfo.

La finalidad era fusionar la existencia los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS en adelante) y las principales problemáticas sociales, ambientales y económicas del mundo. Esto se ha conseguido con un proyecto de aprendizaje y servicio. Gracias al vínculo ‘conocimiento–vida’, cada alumno ha tenido la oportunidad de relacionar los aprendizajes con su realidad y comunidad, aportando un sentido claro y real a todo el proceso educativo y no como algo sustentado en lo simbólico o figurado.

Los personajes se han recreado en base a los protagonistas del cómic

Los 18 alumnos de Primaria que han desarrollado el proyecto han creado superhéroes que han combatido los males que acechan el bienestar de la ciudadanía global. Estos personajes, denominados ‘guardianes’, se han diseñado a través de una experiencia de gamificación, con referencia del cómic, y a la película ‘Guardianes de la Galaxia’. Cada guardián/alumno eligió una intervención local específica, destinada a mejorar una realidad, ya sea de un individuo, un colectivo o un espacio concreto. Las misiones y los mensajes fueron dispares: utilizar bien el agua, no tirar basura, reciclar, luchar contra el hambre, no pelearse, vencer a la soledad...

Los alumnos que han realizado la tarea de ‘guardián’ han sumado gran experiencia personal y académica. Han protagonizado charlas, montado exposiciones, diseñado carteles y han buscado información; en otros casos han sumado voluntarios para limpiar una playa, han contactado con instituciones del ayuntamiento, etc.

Cada guardián e implicado ha realizado una autoevaluación y el resultado fue que el nivel de compromiso y motivación para cada misión fue máximo, con un gran esfuerzo dentro y fuera del colegio que dio como resultado una experiencia enriquecedora. Si algo se repite en las encuestas son las palabras «motivado» y «feliz». Guardar la Tierra no parece tarea fácil, pero estos escolares se lo han propuesto y están dispuestos a nuevas experiencias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos