Ingresa en prisión un entrenador de fútbol de la Escuela del Málaga por corrupción de menores

Ingresa en prisión un entrenador de fútbol de la Escuela del Málaga por corrupción de menores

En las pesquisas policiales han sido localizadas seis víctimas, a las que supuestamente engañó para que le enviaran imágenes de contenido sexual

JUAN CANO | ÁLVARO FRÍAS | ANTONIO GÓNGORAMálaga

Un supuesto caso de corrupción de menores vuelve a sacudir al deporte base malagueño. Un entrenador de fútbol, que según ha podido saber SUR es un joven de 26 años de edad vinculado a la Escuela del Málaga, ha sido detenido por la Policía Nacional en la capital acusado de contactar con adolescentes a través de redes sociales para conseguir que éstos le enviaran imágenes íntimas, lo que se conoce como 'grooming'. La jueza lo ha enviado a prisión.

Desde la Comisaría Provincial han emitido un comunicado sobre este caso en el que han informado de que el arrestado utilizaba hasta diez perfiles distintos para amedrentar a las víctimas, que por el momento serían ya media docena, a las que, supuestamente, engañó para que le enviaran imágenes de contenido sexual. De hecho, han manifestado que en el trascurso de la investigación se ha llevado a cabo un registro en el domicilio del investigado en el que se han intervenido distintos equipos informáticos cuyo estudio pormenorizado ha permitido localizar material con contenido pedófilo.

La investigación arrancó el 18 de octubre a raíz de la denuncia del padre de un menor que indicaba que su hijo estaba siendo extorsionado a través de la red social Instagram desde un perfil concreto. Fue tras ello cuando los policías nacionales localizaron otras cinco denuncias más relacionadas con estos hechos.

Fruto del análisis de todas las denuncias, los investigadores pudieron establecer un nexo común entre todas las víctimas -que no se conocían entre sí-, ya que todas estaban federadas en distintos equipos de fútbol malagueños. La Policía Nacional asegura que sus agentes también constataron que los menores eran amedrentados desde diez perfiles distintos que guardaban cierta similitud entre ellos.

Las pesquisas determinaron que las conexiones a esta red social se realizaban principalmente desde un equipo informático instalado en una vivienda de Málaga donde vivían varias personas. Con el objetivo de determinar la posible autoría, se realizaron múltiples gestiones que condujeron a los investigadores hasta uno de los hijos de la familia, sobre el que descubrieron que estaba relacionado con el mundo del fútbol infantil, según han señalado desde la Comisaría Provincial.

Con toda la información recabada, se solicitó un registro de la vivienda. Allí se intervinieron soportes informáticos como tres teléfonos móviles, un disco duro, tabletas y un ordenador portátil. Tras un exhaustivo análisis del material intervenido, se descubrió la presencia de archivos con material pedófilo -como vídeos, conversaciones desde los perfiles denunciados, etc-, por lo que los agentes detuvieron al joven de 26 años.

El arrestado pasó ayer por la tarde a disposición del Juzgado de Instrucción número 12 de Málaga, en funciones de guardia, donde negó por completo los hechos por los que se le investiga. Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) han confirmado que la jueza decretó su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza por un presunto delito de corrupción de menores. La causa continuará en el Juzgado de Instrucción número 11 de la capital, que ya tenía abierta una investigación sobre este caso.

Por su parte, el Málaga no se ha pronunciado oficialmente sobre este suceso, si bien fuentes próximas al club confesaron ayer a este periódico que los dirigentes se acababan de enterar de la investigación y que se sentían también víctimas. La entidad de Martiricos, en este sentido, puso en marcha hace algunos años la obligatoriedad de presentar un certificado de antecedentes penales para desempeñar cualquier función, algo que hizo antes de que fuera obligatorio para todos aquellos que tuviesen relación con menores en el ejercicio de su trabajo. En este caso se entiende que ocurrió lo mismo, pero no fue detectada ninguna anomalía debido a que no existían precedentes en este sentido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos