El Museo Naval celebra el centenario del arma aérea en la marina de guerra con 'Mar de Alas'

Mapa de 1901 de la península Ibérica y parte del mar Mediterráneo sobre el que están dibujados los radios de acción desde las bases aeronavales. /Museo Naval
Mapa de 1901 de la península Ibérica y parte del mar Mediterráneo sobre el que están dibujados los radios de acción desde las bases aeronavales. / Museo Naval

La exposición se divide en siete salas en las que se entrega una visión general del desarrollo de la aviación en la Armada

JAVIER DE IRUARRIZAGA

La historia de un país se puede conocer por la historia de sus ejércitos. El Museo Naval celebra los cien años del arma aérea de la marina de guerra con la exposición 'Mar de Alas'.

Corría el año 1917, cuando la aviación militar estaba recién establecida y los ensayos de la Primera Guerra Mundial aún estaban en desarrollo. Ese mismo año fue creada la Aviación Naval, por un decreto firmado por Alfonso XIII a propuesta del ministro de Marina, almirante Manuel de Florez y Carrió. "Es indispensable para la defensa Nacional en las tareas de exploración sobre la mar, conocer el manejo de hidroaviones, implantar su fabricación en España y contribuir a su adelanto con la experiencia adquirida", justificaba el almirante la creación del arma aérea naval persuadir a las autoridades políticas.

Cien años después, el almirante retirado Javier Pery Paredes, explicó durante la presentación de 'Mar de Alas', que "esta exposición es un elogio histórico a la decisión de los marinos que quisieron despegar de la cubierta de los buques en los que navegaban, para dar una tercera dimensión sobre el mar». Una decisión que tuvo su impacto tanto sobre la industria civil y militar española como en la misma sociedad.

Con ese objetivo, la muestra se divide en siete salas en las que se entrega una visión general del desarrollo de la aviación en la Armada.

La muestra comienza con un panel donde se exhiben los hitos aeronáuticos más destacados, acompañados de la documentación original con la que se creó este arma. Luego se destaca la figura de los primeros marinos que se hicieron pilotos, como el capitán de corbeta Pedro María Cardona, sobre quien se depositó la responsabilidad de organizar y dar vida a la Aeronáutica Naval, que ya en 1925 contaba con los primeros aviones y dirigibles.

En las siguientes salas continúa el relato de la evolución naval, destacando la irrupción del helicóptero y la notable influencia que tuvo más allá de las operaciones marítimas, pasando luego por la incorporación del revolucionario caza-bombardero Harrier. Finalmente se llega a la actualidad de donde destaca un modelo a tamaño natural del dron Scan Eagle, actualmente en servicio de la Armada y que constituye la última incorporación a la Aviación Naval española.

"Las aeronaves no tripuladas son otra innovación, así como lo fueron los helicópteros o los Harrier en su época. Si se siguen los mismos criterios de estar atentos a la tecnología, yo creo que la Marina encontrará un futuro claro. Espero que haya gente con imaginación y capacidad tecnológica para crear un nuevo tiesto que navegue por encima de la mar y nos permita seguir avanzando" concluyó el almirante Pery. La exposición estará disponible hasta el 30 de junio del año 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos