Pensión de orfandad para los hijos de una mujer estrangulada por su marido en 2013

La Seguridad Social la había denegado porque la víctima no había cotizado durante 15 años y no estaba inscrita en los servicios públicos de búsqueda de empleo

J.V. MUÑOZ-LACUNAToledo

Un juez de Cuenca ha reconocido el derecho de dos niños a percibir una pensión por orfandad absoluta después de que la Seguridad Social se la denegara porque su madre, asesinada por su marido en 2013, no había cotizado durante 15 años y tampoco estaba inscrita en los servicios públicos de búsqueda de empleo.

Aunque la Seguridad Social puede recurrir esta sentencia ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, la familia de la víctima, Andrea Picazo, confía en que la administración sea sensible ante la situación de desamparo de los menores. El hermano de Andrea, José Antonio Picazo, que ha sido quien ha encabezado esta lucha en nombre de sus sobrinos, espera que esta sentencia “cree jurisprudencia para todos los que han sufrido esta lacra que es la violencia de género”.

“Cuando denegaron la pensión a mis sobrinos no lo entendí y empecé a moverme. Ahora toca cambiar las leyes para que el sistema se adapte a las víctimas y no al revés”, subraya el hermano de Andrea, que en noviembre de 2013 murió estrangulada por su marido en Villanueva de la Jara (Cuenca).

El autor del crimen fue condenado en 2016 a doce años y medio de prisión por un delito de homicidio y los dos menores quedaron a cargo de la abuela materna.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos