Uno de cada cinco pacientes dice que la psoriasis afecta de forma grave a su calidad de vida

Manos de una persona con psoriasis.
Manos de una persona con psoriasis. / Archivo
  • Un estudio entre enfermos españoles afirma que el 85% sufre, además, otras patologías asociadas

La psoriasis es una enfermedad con la que hay que saber vivir. No es una patología que causa la muerte, como recalcan los propios pacientes, pero que puede condicionar mucho el día a día de las personas que la sufren. Tanto es así que uno de cada cinco personas que padece esta enfermedad cutánea confiesa que le afecta de forma grave o muy grave en su calidad de vida, según recoge el estudio realizado por Acción Psoriasis sobre este colectivo. El informe también recalca que hay muchas personas están sin tratamiento: de aquellos que sufren la patología en su forma modera y severa, el 17% está sin tratamiento; un 51% lleva en tratamiento tópico y un 4% en fototerapia. "Es necesario que se hagan más estudios sobre el impacto de la enfermedad. Y tenemos que hacer un llamamiento para que se tenga un mayor control", ha indicado Montserrat Ginés, vicepresidenta de Acción Psoriasis.

Una enfermedad que dio un salto cualitativo en su tratamiento hace una década con la aparición de nuevos medicamentos que mejoraron de forma notable los estragos de esta dolencia en los pacientes, que en su gran mayoría (un 85%) tiene que convivir con otro tipo de enfermedades. Eso sí, siempre detectadas después de la psoriasis. Así ha pasado con la diabetes (56% de los casos), las enfermedades hepáticas (67%), la hipertensión (59%) y los problemas cardiovasculares (en el 56% de los casos). Por otro lado, el 62% de los que presentan ansiedad y un 55% de los que sufren depresión, la tienen después de la aparición de la psoriasis. La artritis psoriásica aparece en un 55% de los casos después que la psoriasis y el sobrepeso en un 45% de los pacientes que ya han sido diagnosticados de psoriasis.

Además, los encuestados aseguran que, en el seguimiento de su psoriasis, no se le hace un acompañamiento de las comorbilidades asociadas. En el caso del sobrepeso, un 83% afirma que en el seguimiento de su psoriasis no se le hace un seguimiento de esta comorbilidad. En la ansiedad, un 76% dice que no se le realiza seguimiento y de los que padecen depresión un 71% tampoco. "El tratamiento integral es fundamental", ha comentado el doctor Pedro Herranz, jefe de la sección de Dermatología del hospital de La Paz (Madrid), quien reclama también más información. "Es sorprendente las personas de nivel educativo alto que no saben nada de la psoriasis", ha recalcado el médico en la presentación de los actos de la jornada mundial de esta enfermedad que secelebra el 29 de octubre.