La diabetes es la principal causa de ceguera entre los 20 y 74 años

Un paciente diabético mide su nivel de azúcar en sangre.
Un paciente diabético mide su nivel de azúcar en sangre. / Archivo
  • En 2040 se alcanzarán los 642 millones de pacientes con diabetes en el mundo

Este lunes se celebra el Día Mundial de la Diabetes, una enfermedad que afecta actualmente al 9% de la población mundial y que trae asociada en la gran mayoría de los casos la retinopatía diabética, una secuela que afecta a la vista y que muchas veces desemboca en ceguera. De hecho, es la principal causa de ceguera en países industrializados entre los 20 y 74 años, responsable del 10% de nuevos casos de ceguera legal cada año.

El doctor Araiz, especialista del Instituto Clínico Quirúrgico Oftalmológico, ICQO, explica que "con el paso de los años, la gran mayoría de diabéticos desarrollan algún grado de retinopatía". El desarrollo de nuevos tratamientos y cambios en el estilo de vida conducen a un mejor control metabólico de la diabetes; pero esto también conlleva a un aumento de prevalencia de aquellas complicaciones que requieren tiempo para desarrollarse, como es el caso de la retinopatía diabética (RD).

El tiempo de evolución de la diabetes, junto con la edad en el momento de diagnóstico de la misma, son los factores que más inciden en la prevalencia de la retinopatía.

Los pacientes con una duración de la enfermedad inferior a 5 años no suelen presentar ningún signo de RD, mientras que con más de 10 años de enfermedad la prevalencia de RD es del 27% y con más de 30, del 90-95%. Por todo esto, "es fundamental extremar las revisiones una vez el paciente ha sido diagnosticado de diabetes".

"Nuestra recomendación es que los diabéticos tipo I sean examinados a los 5 años del diagnóstico y posteriormente cada año. Para los diabéticos tipo II es en el momento de diagnóstico y anualmente a partir de entonces", señala el oftalmólogo de ICQO. Se considera que el riesgo de ceguera en pacientes diabéticos es 25 veces superior al resto de la población.

642 diabéticos en 2040

Actualmente, la diabetes afecta a más de 415 millones de personas a nivel mundial según la Federación Internacional de Diabetes (IDF), organismo que estima que para el año 2040 se producirá un aumento del 55% y se alcanzarán los 642 millones de pacientes diagnosticados con enfermedad.

Se trata de un pronóstico alarmante sobre el que se ha pronunciado el doctor Xavier Cos Claramunt, director del CAP Sant Martí de Provençals y vicepresidente de la Primary Care Diabetes Europe (PCDE). El estudio di@bet.es apunta que el 14% de la población mayor de 18 años de nuestro país padece diabetes, lo que supone que existen más de 5 millones de pacientes diabéticos en España. "De este porcentaje, tan solo el 8% estaría adecuadamente diagnosticado, por lo tanto, un 6% de los enfermos no son conocedores de padecer este problema de salud”, asegura el doctor Cos Claramunt.

Además, asegura que “se ha puesto de manifiesto la existencia de cierta proporción de pacientes que presenta un trastorno del metabolismo de la glucosa que, aunque no sería de rango diabético, estarían en riesgo de padecer la patología: lo que se conoce como prediabetes". Por ello, es fundamental evitar que estos progresen hacia la enfermedad mediante la prevención, y en el caso de pacientes diagnosticados, el objetivo es alcanzar un diagnóstico precoz que permita evitar ciertos riesgos que se derivan de esta patología.”

Complicaciones asociadas

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce para regular el azúcar en sangre. El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia, que con el tiempo daña gravemente muchos órganos y sistemas, especialmente el sistema nervioso y los vasos sanguíneos. Por eso, la mejora en el control de la glucosa reduce el riesgo de las complicaciones. Una reducción del 1% de la HbA1c supone una disminución del riesgo de complicaciones microvasculares.

De sus dos variantes, la diabetes tipo 2 supone en torno al 90% del total de los casos de esta enfermedad, cuyo llamativo aumento en los últimos años se debe principalmente a los cambios de estilo de vida, cada vez más sedentario y a una dieta que favorece el aumento de peso. Actualmente, el 50% de las personas que sufren este tipo de diabetes tiene complicaciones microvasculares como la retinopatía, la nefropatía o la neuropatía periférica o padecen alguna enfermedad cardiovascular, considerada la primera causa de muerte en personas con diabetes.

Una de las comorbilidades con mayor impacto a nivel global es la retinopatía diabética, que afecta a uno de cada tres enfermos y, tal y como afirma el Dr. Cos, “supone la causa más importante de ceguera a nivel mundial”. En el caso de España, la prevalencia de retinopatía diabética oscila entre el 20,9% y el 26,1% de los pacientes, valor que pone de manifiesto la mejor posición de nuestro país en con respecto al resto del mundo. Estas diferencias se deben al uso de nuevos avances técnicos que posibilitan el diagnóstico precoz y el seguimiento inmediato de la evolución y que permitirán disminuir la gravedad e incidencia de la retinopatía diabética.10

Estos datos justifican la recomendación por parte de la IDF de realizar exámenes oculares regulares a todas las personas con diabetes, bien en el momento del diagnóstico en caso de padecer diabetes Tipo 2, o bien dentro de los primeros cinco años desde que se diagnosticó diabetes Tipo 1. A este respecto, conviene destacar que la pronta detección y el tratamiento adecuado podrían evitar la pérdida de más del 90% de la visión. Según el Dr. Xavier Cos, “el cribaje oftalmológico es fundamental para abordar de forma temprana y eficaz la retinopatía diabética, una de las comorbilidades más frecuentes que supone primera causa de ceguera en el mundo”.

Temas