Chicote, 'desinforma' en 70 días

Chicote, 'desinforma' en 70 días
  • Expertos critican en las redes sociales los planteamientos erróneos y los ejercicios físicos en los que se centra en el nuevo reality del conocido chef

Alberto Chicote regresó al prime time de Antena 3 con un nuevo reto: Ponerse en forma en 70 días. El conocido chef es además de presentador, participante de este nuevo reality que ha desatado las críticas en las redes sociales.

El cocinero y otros tres voluntarios con distintas motivaciones, pretenden mostrar cómo lograr diferentes objetivos. El primero es cambiar el estilo de vida para estar más saludable, el segundo sería la pérdida de peso y el tercero mejorar la forma física. Pese a que el formato pretende acercar a la audiencia el concepto de vida saludable, numerosos usuarios y expertos han criticado los planteamientos y los ejercicios físicos en los que se centra el programa.

Uno de los más críticos ha sido Sergio Espinar - dietista, nutricionista, farmacéutico y asesor para deportistas de élite.

'En forma en 70 días', los participantes presentaban índices de sobrepeso u obesidad y todos eran sedentarios. Todos, al finalizar los 70 días, habían bajado de peso y reducido su circunferencia de cintura. Pero, ¿lo hicieron de la mejor forma posible?

«Como era de esperar,a medida que avanzaba el programa, el cartón de los mitos se fue rellenando hasta que las redes sociales cantaron BINGO para señalar las falacias que muchos profesionales intentamos eliminar cada día ya sea en consulta o en los distintos medios», apunta Espinar en un post escrito en Facebook.

«Cualquier dieta (independientemente de lo sana o bien estructurada que esté) da lugar a pérdida de peso. Esto quiere decir que tanto la dieta Paleo, Mediterranea, Cetogénica, Ayuno intermitente,Flexible o de revista de moda, da lugar a pérdida de peso a corto plazo ya que restringe calorías y como consecuencia de ello, se produce un déficit calórico. El problema real, es que sabemos que pasado un año el 92,4% de las personas que están a dieta, se han estancado en su peso o incluso lo han recuperado.Por ello, buscar la pérdida máxima de peso sin una educación nutricional o sin políticas que reduzcan el ambiente obesogénico en el que nos movemos, se traducirá como un fracaso», argumenta.

Del mismo modo, la web especializada Vitónica enumera varios errores que transmite el programa. «Una persona que presenta obesidad o sobrepeso ha tardado años en llegar al punto en el que se encuentra ahora: no es posible revertir años de mala dieta y de sedentarismo en 70 días», explican.

Desde la publicación consideran que los tests previos no son los más adecuados. «Los tests elegidos fueron una prueba de fuerza-potencia lanzando un balón medicinal, el test de Cooper en remo, un test de crunch abdominal y el test de Cooper corriendo. Con todos los tests que existen para evaluar la condición física de una persona, ¿son estos los ideales para sujetos sedentarios obesos o con sobrepeso? Claramente no: el crunch abdominal es un ejercicio obsoleto en el que el riesgo de daño en la columna es bastante mayor que el beneficio que vamos a obtener (más aun con la técnica que empleaba Chicote), el test de Cooper es un test submaximal que fue diseñado para atletas de élite en su momento y que lleva bastante tiempo sin utilizarse, el remo requiere una técnica compleja que evidentemente los sujetos sedentarios no tenían y el lanzamiento de balón medicinal, además de que a ellos no les aporta mucho, también requiere una técnica cuidada para evitar posibles lesiones», critican

«Como punto a favor, destacar que sí dijeron en durante que el programa que antes de comenzar a entrenar todos los participantes habían pasado por un control médico y prueba de esfuerzo para determinar si son aptos para hacer ejercicio físico sin riesgos», destacan.

«Todas las personas tenemos un punto de partida diferente al comenzar a entrenar, pero para eso sirven las adaptaciones de los distintos ejercicios y las regresiones con las que un entrenador personal puede jugar para conseguir un entrenamiento eficaz y seguro. No se trata de conseguir el ejercicio más espectacular para la televisión, sino de adaptar los ejercicios a las necesidades de cada persona».

En la parte del programa dedicada a la nutrición, también existen numerosas quejas de los expertos. «Se llenan la boca con la dieta mediterranea cada vez más prostituida por los medios. De todos los mensajes positivos que se podrían dar a los espectadores, utilizan la dieta por intercambios destacando que el aporte de cereales (pastas, pan de molde blanco refinado, etc) debe ser cinco veces superior al aporte de verduras. Obviamente, sabemos que no hay un máximo de raciones de verduras o frutas en una dieta y que incluso, el aumentar el consumo de ellos se traduce como un menor riesgo de diabetes , un 70% menos de riesgo de enfermedades cardiovasculares o incluso de cancer.», explica Espinar.

«Como no podía ser de otra manera, se insiste en el reparto de 6 comidas al día para buscar esa pérdida de grasa cuando sabemos que saltarse el desayuno no se traduce como peor rendimiento cognitiv, o que de que incluso algunas revisiones nos dicen que no es la comida más importante del día. Desayunar o no desayunar es opcional, ya que dependerá de la persona y de lo cómoda que se encuentre entrenando con el estómago vacío o lleno. Lo que queda claro es que entrenar en ayunas no va a traducirse como una pérdida de masa muscular siempre y cuando cubras tu requerimiento de proteína. Una vez más , volvemos al punto inicial y es que perderás lo mismo haciendo 3 comidas que 6 ya que lo importante será la adherencia a la dieta.», describe el farmacéutico en su post.

Los expertos coinciden en que no existen alimentos imprescindibles en ninguna comida. «Centrar la atención en la cantidad de calorías diarias que ingerimos y no en la calidad de los alimentos o en sus nutrientes, y de nuevo la recomendación de comer de todo con moderación son consejos que, a la vista está, no han funcionado en el pasado (la tasa de obesidad sigue creciendo). La reeducación alimentaria a la hora de perder peso debe ser primordial: el sujeto tiene que entender por qué elige un alimento frente a un producto procesado y qué beneficios conlleva para que pueda tomar una decisión informada y ser autónomo en este sentido a largo plazo», detallan en Vitónica.

Otro de los puntos criticados en el centrarse demasiado en el peso. «Todos perdieron peso y todos redujeron la medida de su cintura, algo que era de esperar si pasas de comer rematadamente mal a hacerlo moderadamente bien durante 70 días, y si pasas de no moverte del sofá a entrenar a diario. Pero volvimos a centrarnos solamente en los números de la báscula: si bien al inicio del programa sí se habló de la masa grasa y de la masa muscular, al final del mismo se obviaron estos datos. De todo ese peso que perdieron (que no fue poco: más de diez kilos cada uno), ¿cuánto fue de masa muscular, cuánto de masa grasa y cuánto de líquidos?.», puntualizan en Vitónica.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate