Indemnizan con 30.000 euros a un paciente que quedó impotente tras una operación de hernia

Hospital de Guadalajara.
Hospital de Guadalajara. / Sescam

Según la sentencia, no fue intervenido con el cuidado necesario

J.V. MUÑOZ-LACUNAToledo

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Toledo ha condenado al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) a indemnizar con 30.000 euros a un paciente de Guadalajara que sufre problemas de impotencia además de insuficiente urinaria y parestesias como consecuencia de la operación de hernia discal a la que fue sometido en el Hospital Universitario de Guadalajara.

Los hechos se remontan a octubre de 2009 cuando el paciente, que entonces contaba con 36 años, acudió al servicio de urgencias de este hospital con fuertes dolores lumbares. Al joven se le diagnosticó una hernia discal y fue intervenido quirúrgicamente en marzo de 2010. Sin embargo, tras la operación su estado no sólo no había mejorado sino que empeoró pues además de la disfunción eréctil y la incontinencia urinaria que sufre desde entonces, ha perdido movilidad en un pie y presenta una discapacidad del 35 por ciento. Por todo ello, en la actualidad precisa de tratamiento urológico y farmacológico y necesita ayuda psiquiátrica y psicológica.

El paciente decidió entonces poner el caso en manos de la asociación El Defensor del Paciente que ahora ha logrado una sentencia favorable para su cliente.

Según el fallo judicial, la cirugía podría haberse evitado pues existían tratamientos alternativos. Por si esto fuera poco, la sentencia considera que "se debía haber tenido más cuidado en el transcurso de la intervención y extremar las precauciones". El Defensor del Paciente asegura que no es el primer caso de estas características que se sigue contra el Hospital de Guadalajara y, precisamente, contra el mismo doctor que, sin decidir una solución alternativa, opta por la cirugía para tratar un problema de hernia.

Fotos

Vídeos