Una operación única para la hidrocefalia ofrece buenos resultados para los bebés

Una operación única para la hidrocefalia ofrece buenos resultados para los bebés
FOTOLIA

El estudio financiado por los Institutos Nacionales de Salud asignó al azar a 100 bebés de un hospital de Uganda aquejados de esta enfermedad como resultado de una infección del sistema nervioso neonatal

EUROPA PRESSMadrid

La hidrocefalia, una acumulación anormal de líquido cefalorraquídeo en el cerebro, generalmente se trata colocando quirúrgicamente una derivación para drenar continuamente el líquido cefalorraquídeo en el abdomen, protegiendo al cerebro del exceso de presión. Sin embargo, las derivaciones casi siempre fallan con el tiempo y deben reemplazarse, lo que requiere neurocirugía de emergencia, que no está disponible en muchas áreas.

Un ensayo aleatorizado publicado este miércoles en 'New England Journal of Medicine' muestra buenos resultados con una operación alternativa, potencialmente única, llamada ventriculostomía endoscópica de tercer tercio con cauterización del plexo coroideo (ETV/CPC).

"Hay muchas ventajas de evitar la dependencia de por vida de una desviación -dice el autor principal del estudio, el neurocirujano Benjamin Warf, del Hospital Infantil de Boston, en Estados Unidos-. Pero una pregunta importante sin respuesta ha sido si ETV/CPC es tan bueno para el desarrollo del cerebro infantil como colocar una derivación".

ETV/CPC fue creado por primera vez por Warf hace 17 años cuando trabajaba como misionero médico en Uganda, donde los fallos de derivación a menudo son fatales. Es un procedimiento de dos partes: ETV usa un endoscopio para crear una abertura que permite que el líquido cefalorraquídeo (CSF, por sus siglas en inglés) atrapado escape de las cavidades cerebrales conocidas como ventrículos, mientras que CPC usa una corriente eléctrica para quemar parte del tejido que produce fluidos.

El estudio financiado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) asignó al azar a 100 bebés en el Hospital de Niños CURE de Uganda que tenían hidrocefalia como resultado de una infección del sistema nervioso neonatal. De ellos, 51 fueron asignados al azar a ETV/CPC, y 49 a colocación de derivación. Todos tenían menos de 6 meses de edad (3,25 meses de edad promedio).

A los 12 meses, el grupo aleatorizado para recibir una derivación presentaba volúmenes más bajos de LCR, como se esperaba, pero no hubo diferencias significativas entre los grupos de tratamiento con respecto al volumen cerebral o las puntuaciones cognitivas (medidas por 'Bayley Scales of Infant Development' y realizadas por evaluadores capacitados que desconocían la asignación al tratamiento).

"Otros han sugerido que las derivaciones son un tratamiento mejor en cuanto al desarrollo neurológico o el crecimiento cerebral, pero descubrimos que no era así, a pesar del hecho de que las derivaciones causan mayor disminución en el tamaño del ventrículo", afirma Warf.

Posiblemente eficar para distintos tipos de hidrocefalia

Después de un año, el tratamiento había fallado en 18 pacientes asignados al azar a ETV/CPC y 12 pacientes asignados al azar a derivación, lo que no fue una diferencia estadísticamente significativa. Los investigadores continuarán siguiendo a los bebés para conocer sus resultados a los 2 y 5 años; pero estudios previos sugieren que después de este periodo temprano, los fallos de ETV/CPC son poco comunes.

"Nos sorprendió que no hubo una diferencia significativa en el fracaso del tratamiento a los 12 meses, porque se espera que ETV/CPC tuviera una mayor tasa de fracaso a corto plazo, mientras que las derivaciones tienden a fallar más con el tiempo --destaca Warf--. Esperamos que no haya más fallos de ETV/CPC, que casi todos ocurren dentro de los seis meses, pero que las derivaciones continuarán fallando a medida que sigamos esta cohorte".

Aunque este estudio se limitó a bebés con hidrocefalia postinfecciosa, la investigación previa del grupo de Warf ha demostrado que ETV/CPC también puede evitar la necesidad de una derivación en la mayoría de los bebés con otras causas de hidrocefalia, como la hemorragia cerebral por nacer prematuramente, espina bífida, estenosis del acueducto, encefalocele y malformación de Dandy-Walker.

El estudio actual tenía algunas limitaciones: se realizó en un único centro que tenía experiencia en ETV/CPC, y no registraba suficiente poder estadístico para descartar pequeñas diferencias en los resultados, aparte de las puntuaciones cognitivas. Además, los bebés en ambos grupos tendían a tener puntuaciones de desarrollo más bajas debido a la infección cerebral original.

"Continuaremos siguiendo a estos niños, pero los resultados aumentan aún más nuestro nivel de confianza al recomendar ETV/CPC como el tratamiento inicial para la mayoría de los bebés con hidrocefalia -afirma Warf-. En manos de cirujanos entrenados, la operación brinda la oportunidad de evitar una vida de dependencia de la derivación".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos