María Neira apuesta por anticipar la respuesta a la enfermedad

Neira posa tras la entrevista. /Alberto Ferreras
Neira posa tras la entrevista. / Alberto Ferreras

La OMS estima que en 2012 perdieron la vida 12,6 millones de personas por vivir o trabajar en ambientes poco saludables

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

La directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Neira, ha defendido la necesidad de trabajar mucho más la prevención de las enfermedades. «Nuestra sociedad está cambiando, y la salud de nuestra población dependerá en buena parte de nuestra capacidad para influenciar esos cambios, anticiparlos y planificar mejor la respuesta», ha explicado durante el undécimo aniversario del Instituto Tomás Pascual Sanz (ITPS).

Más información

Neira ha señalado que «limitarse a tratar a los pacientes ya no es suficiente, resulta fundamental prevenir las enfermedades». «La idea no es evitar la enfermedad, sino proteger la salud gracias a un mejor diseño de las ciudades, pensadas sobre todo para los ciudadanos. Y este tipo de acciones también son fundamentales para tener éxito en la lucha contra el cambio climático», apunta. El sistema sanitario, los hábitos saludables, el medioambiente y la genética son los cuatro factores que influyen cada vez más directamente en la salud. En este sentido, Neira ha afirmado que «cuando consigamos reconciliar el desarrollo económico con la protección ambiental, estaremos cerca de ese deseado modelo de desarrollo sostenible, que muchos ambicionamos. Para la OMS, ese desarrollo es una garantía de mejoras en la salud pública».

la responsable de la OMS ha explicado en su ponencia que para transformar las políticas de salud pública y adaptarlas a las necesidades reales es clave analizar las tendencias globales que influenciarán nuestra salud. Entre ellas, ha destacado la alimentación y el estilo de vida, nuestra manera de producir, consumir y reciclar; así como la tendencia demográfica y el desarrollo urbano. La OMS estima que en 2012 perdieron la vida 12,6 millones de personas por vivir o trabajar en ambientes poco saludables. «nuestros sistemas de producción, consumo y reciclaje deben ser más sostenibles, además de fomentar un medio ambiente que, en lugar de perjudicar la salud, la mejore», añade..

Por su parte, el presidente del ITPS, Ricardo Martí Fluxá, ha señalado que «la salud depende de una combinación de factores biológicos, ambientales, de estilo de vida y vinculados a la atención sanitaria». Además, ha insistido en que «cada vez más, todos ellos están interrelacionados gracias a los avances tecnológicos y al tratamiento de millones de datos». «La tecnología ha permitido el estudio a gran escala de muchos genes, proteínas y metabolitos que están alentando el diseño de estrategias personalizadas para la prevención y tratamiento de enfermedades metabólicas», ha comentado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos