Los preservativos siempre deben adquirirse en lugares con garantía, comprobar que estén homologados y que su fecha de caducidad sea lejana.
Los preservativos siempre deben adquirirse en lugares con garantía, comprobar que estén homologados y que su fecha de caducidad sea lejana.

El mal uso del preservativo provoca la mitad de los embarazos no planificados

  • prevención

  • Un 31% coloca el preservativo cuando la relación sexual ya ha comenzado y un 42% no lo utiliza en todas las relaciones

La mitad de los embarazos en España no son planificados según los datos más actualizados que existen y que corresponden a la Encuesta de Anticoncepción de la Sociedad Española de Contracepción elaborada en 2016. La causa principal que estaría detrás de esta cifra es el mal uso del preservativo.

El preservativo es el método anticonceptivo más utilizado en España (28,4%) en todas las franjas de edad, pero especialmente entre los jóvenes de 20 a 24 años (38,3%),  lo cual puede ser justificado por su alta efectividad, comodidad y ausencia de efectos secundarios. El segundo método más empleado es la  píldora anticonceptiva (21,7%).

Pero a pesar del uso tan extendido del preservativo, no siempre se utiliza correctamente. De hecho, un 31% se lo pone cuando la relación sexual ya se ha iniciado y un 42% no lo utiliza en todas las ocasiones.

También son habituales los errores en la conservación de los preservativos al guardarlos en sitios que no son adecuados para ello, como la guantera del coche, la moto, la cartera en el bolsillo trasero del pantalón, a menudo lugares expuestos al calor que pueden alterar sus condiciones de fabricación.

En este sentido, la doctora María Jesús Alonso Llamazares, médico de familia y Coordinadora del Centro de Orientación Sexual para Jóvenes de Málaga, explica que los principales errores en el uso del preservativo son «no comprobar que estén homologados y en buenas condiciones, no ser cuidadosos al manipularlos: abrirlos sin cuidado, desenrollarlos antes de usarlos, o hacerlo con uñas largas o piercings que los puedan romper. En su colocación y retirada lo fallos más comunes son dejar aire en el depósito del semen y esperar demasiado tiempo tras la eyaculación y que se quede retenido en la vagina, y no ponerlo desde el primer momento de la erección».

Los expertos señalan la necesidad de contar con información óptima que garantice el uso correcto del preservativo para evitar los embarazos no planificados y prevenir enfermedades de transmisión sexual (ETS). Además, si no se ha utilizado preservativo, no se ha empleado correctamente o ha ocurrido un fallo como rotura o retención, existe una segunda oportunidad para evitar un embarazo no planificado en la anticoncepción de urgencia. La píldora del día después.

Píldora del día después

Esta debe tomarse lo antes posible tras la relación desprotegida o el fallo de la anticoncepción regular, solo de forma ocasional y nunca como un método anticonceptivo habitual. En caso de duda, se recomienda acudir al farmacéutico o especialista.

Los preservativos pueden romperse o quedar retenidos, pero en muchas ocasiones cuando se solicita la píldora del día después, lo que realmente ha ocurrido es que no se han utilizado. En este sentido, la doctora Alonso señala «es importante que las parejas no se engañen a sí mismas y asuman que, además del embarazo no planificado, existen otros riesgos en las relaciones sexuales como las ETS. Además, aunque ya existen píldoras del día después muy eficaces, ninguna lo es al 100%».

A pesar de la seguridad de la píldora del día después para la salud de la mujer y de que sus efectos secundarios son menores, no es tan eficaz como la anticoncepción regular. Al respecto la doctora Alonso señala: «Si se ha usado, aunque haya fallado, y si además se toma la píldora del día después, la probabilidad de un embarazo no deseado siempre será menor que si ni siquiera se ha utilizado. En cualquier caso, lo más importante es realizar un buen cumplimiento del método anticonceptivo elegido por la pareja, y acudir a los profesionales para contar con información de calidad y aclarar posibles dudas».