«Hoy en día la televisión no solo se ve, sino que se comenta a golpe de tuit»

Larrodera dirigirá la fiesta del mundo digital en Cantabria. /Rafa Gutiérrez
Larrodera dirigirá la fiesta del mundo digital en Cantabria. / Rafa Gutiérrez

Luis Larrodera, presentador de televisión, humorista, actor y guionista, llega a Cantabria para presentar la gala de los Premios Cantabria Digital organizados por El Diario Montañés

MARTA REÑONES Santander.

Entre los múltiples palos que toca Luis Larrodera, el mundo digital no se le escapa. Como usuario de internet y de redes sociales se confiesa curioso e inquieto, aunque reconoce aprender a su propio ritmo, dedicándole tiempo para no perder el hilo de las últimas tendencias tecnológicas. Este jueves, el presentador maño regresará a la región para ejercer de maestro de ceremonias en los Premios Cantabria Digital, organizados por El Diario Montañés en el Escenario Santander (20.00 horas) y que reconocen el talento en distintos campos del medio digital.

-No es su primera visita a Cantabria. ¿Alguna anécdota que le venga a la mente?

-He estado varias veces por aquí. Es una tierra que me encanta. La mayoría de las veces he venido a descansar y desconectar de todo. Recuerdo que el primer viaje de verano que hice con la que ahora es mi mujer fue a Soto de la Marina.

-Es usted una persona muy polifacética. Lo conocemos en su versión como presentador, como humorista, como actor e, incluso, como guionista. ¿En cuál de todas ellas se siente más cómodo?

-Diría que en todas ellas me siento muy cómodo, pero también depende del proyecto en el que esté. He tenido proyectos 'pequeños' que han sido muy ilusionantes y en los que he aprendido mucho, y otros, digamos, más 'importantes' en los que no he terminado de encontrarme a gusto.

-Empezó muy joven, con apenas 15 años, como locutor de radio en Zaragoza, su ciudad natal. ¿Qué recuerda de aquellos años?

-Recuerdo las ganas que tenía de ir a la emisora. Pasaba un montón de horas allí. Hacía todo lo que hiciera falta. ¡Hasta ayudar a cambiar el suelo o a forrar la pared con corcho! Era muy, muy feliz.

-Recientemente lo hemos podido ver en la serie 'El Ministerio del Tiempo'. ¿Le ha cogido el gusto a esto de ser actor? ¿Podremos verle próximamente en la pantalla encarnando algún otro personaje?

-Desde siempre me ha gustado la interpretación. Me formé en mi ciudad, Zaragoza, y cuando llegué a Madrid seguí preparándome en escuelas como Corazza. Lo que sucede es que se me conoce más como presentador, por eso mucha gente se sorprende cuando me ve actuando. ¡Ojalá podáis verme en alguna otra serie o película! Por mí, encantado.

-También ha sustituido a Jordi Hurtado al frente de 'Saber y Ganar', toda una institución en televisión. ¿Cómo fue la experiencia?

-Fue una experiencia inolvidable. Cuando me lo ofrecieron, lo acepté de un modo casi inmediato. Fui consciente de que era una oportunidad única e irrechazable, y la disfruté al máximo. El equipo del programa me acogió y me trató de maravilla. Todo lo que pueda decir de aquellas semanas es muy bueno.

«Soy de los que cree que un premio, además de un reconocimiento es un impulso para seguir adelante con la labor que se esté haciendo»

-Fue un caso bastante mediático, ya que Hurtado no había faltado a su cita con los telespectadores en décadas. ¿Notó esa expectación?

-'Saber y ganar' es el concurso más longevo de la historia de la televisión de nuestro país y cuenta con una audiencia muy fiel que no se pierde el programa ni un solo día, así que ¡imagínese! Al principio, lógicamente, la noticia fue que Jordi no iba a estar, no quién le iba a sustituir. Después el foco de atención sí que me llegó a mí, al ser su sustituto. Pero la gente fue muy amable. Hoy en día todavía me lo recuerdan y eso es algo muy bonito.

-También suele lanzarse a la carretera con sus espectáculos de monólogos. ¿Cómo lleva el compaginar los teatros de todo el país con sus otros proyectos?

-Lo llevo bien, la verdad. Lo peor, estar lejos de mi familia. Hay semanas de muchos kilómetros y poco tiempo para descansar, pero cuando subes al escenario se olvida todo.

-Ahora llega a la 'tierruca' para presentar los Premios Cantabria Digital. ¿Cómo ve la celebración de este tipo de premios que reconocen el talento en el ámbito digital?

-¡Me parece estupendo! Soy de los que cree que un premio, además de un reconocimiento, es un impulso para seguir adelante con la labor que se esté haciendo. Y si encima los premios tienen el prestigio de los 'Premios Cantabria Digital', mejor.

-Y hablando de su página web, ¿cree que se llevaría el galardón?

-¡No creo! -risas-. A mí me gusta mi web, pero es muy normal. Cumple a la perfección con lo que necesito, que es que, si alguien quiere saber más sobre mí y mi trabajo, lo pueda encontrar allí.

-¿A qué red social está más enganchado?

-Soy usuario de Instagram, Facebook y Twitter. Ésta última es la que más consulto, por la inmediatez de los contenidos y por mi trabajo. Hoy en día, muchos programas de televisión no sólo se ven, sino que se comentan a golpe de tuit. Es otra forma de consumir televisión.

-Teniendo formación enfocada a la Ingeniería, ¿cómo acabó tan ligado al mundo de la comunicación?

-Empecé a estudiar Ingeniería porque en Zaragoza no había periodismo y no teníamos recursos para poder estudiar fuera. La otra opción que di en casa era estudiar arte dramático, pero no lo veían... Decían que, como era buen estudiante, debía estudiar una carrera "de las de toda la vida". Así que me matriculé en Ingeniería Electrónica por no llevar la contraria a mis padres. Eso sí, mientras estudiaba, seguía en la radio y empecé en una televisión local, con lo que cada vez iba menos a clase por hacer lo que de verdad me gustaba: la comunicación.

-¿Son buenos tiempos para ser periodista?

-No parece. Cada año salen nuevos periodistas de las facultades, pero los puestos de trabajo son menos. El otro día estuve hablando en una clase de estudiantes de periodismo y me preguntaron: ¿algún consejo? Yo les respondí: trabajo, humildad, constancia y compraos muchas toallas... porque, lamentablemente, vais a querer tirarla más de una vez.

-Desde su visión de comunicador, ¿considera un reto informar de la actualidad informativa, con temas tan candentes como puede ser el de Cataluña?

-Sin duda. Estamos en una época en la que, gracias a las redes sociales, cualquiera puede escribir sobre cualquier cosa, sea o no verdad. El periodista profesional debe informar con rigor y profesionalidad, para conseguir la credibilidad que le diferencie del resto.

Ver más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos