«Soy de la teoría de que los artistas estamos haciendo la misma obra una y otra vez»

«Soy de la teoría de que los artistas estamos haciendo la misma obra una y otra vez»

Víctor Santos | Historietista. Ya ha terminado el rodaje de la versión cinematográfica de 'Polar', uno de sus trabajos más conocidos que estrenará Netflix y que protagonizará Mads Mikkelsen

MADA MARTÍNEZ

A veces es una imagen o un artículo que lee y que le dan una idea, un hilo del que tirar. Otras tiene un personaje en mente y alrededor de él construye la trama. «No trabajo con plantilla, cada historia tiene su propio proceso interno», señala Víctor Santos, historietista, guionista y uno de los participantes en 'Cantaria Alternativa'. Interviene el domingo con la charla ' Del cómic a Netflix'.

En Netflix se estrenará la adaptación de su obra 'Polar: surgido del frío', la historia de un temido asesino al que quieren liquidar. En 'Polar', Santos buscaba un personaje que fuera el vehículo de la trama y así nació Black Káiser, que interpretará en la pantalla Mads Mikkelsen, uno de sus actores favoritos.

–¿Cómo va el rodaje, qué tiempos manejan?

–La película tiene previsto el estreno entre finales de 2018 y principios de 2019. No hay una fecha cerrada. Y, además, va a ser estrenada en cines, no en España, pero sí en Alemania (una de las productoras, Constantin Films, es alemana), Canadá y China. Se acaba de rodar ya en Canadá, han ido superrápido. Una vez se aprobó el presupuesto en enero, cuando entró Netflix, el rodaje fue rápido. En dos meses habían acabado. Ahora mismo están montando la película.

–¿De qué forma ha participado en la adaptación?

–Esto lo llevamos a través de Dark Horse Entertaiment. Se escribió un primer borrador de guion para venderlo a productoras, y ahí colaboré haciendo comentarios, apuntes, y cuando me pasaron el guion final de rodaje vi que habían incorporado algunas de mis propuestas, lo cual es muy satisfactorio, porque piensas que estas cosas las hacen por cortesía [ríe].

–¿Qué cree que ocurrirá con su historia cuando se convierta en cine, qué guardará de su esencia, qué perderá?

–He leído el guion y sé por dónde van los tiros. En lo literario, me parece una buena adaptación, se toma libertades, pero en el bueno sentido, porque, al final, el cómic y el cine son medios diferentes, y por eso espero que haya cambios. Quiero que sea una buena película y muy original, aunque no sea tan fiel al cómic. Prefiero que la película tenga su propia originalidad más allá de que sea una traslación fiel de la historia porque así puede quedar un poco deslavada.

–¿Qué hay entre el cómic y Netflix, el título de la charla que ofrecerá el domingo?

–Quiero hablar del proceso. Esta historia no nació como cómic en papel, sino en internet. De ahí pasó a ser una novela gráfica, traducida y con varias ediciones; y de ahí pasó a ser un guion cinematográfico, y una película. Como en todo proyecto de cine, el desarrollo lleva varios años. Mi idea es explicar cómo la historia cambia de medio y se va adaptando. Por ejemplo, cuando era un cómic on-line era algo que hacía solo en mi casa; cuando entra una editorial, ya es un equipo, y cuando entra el cine, imagínate.

–La soledad del historietista...

–Lo que tiene bueno el cómic es la inmediatez, trabajas con poca gente, todo es rápido; en el mercado americano igual tardas un año en ver una novela gráfica publicada, pero con los cómics típicos de grapa, a los meses tienes el tebeo en casa. Es solitario, pero es muy inmediato y rápido, ves los resultados, aprendes sobre la marcha.

Cuando se trabaja en algo artístico, se tiene que ser permeable a influencias de todos lados. Un dibujante de cómics que lea solo cómics va a repetir siempre lo mismo. A mí me influyen mil cosas:cine, literatura, la música...

–¿ Cree que ha creado una atmósfera en todas sus novelas, en sus dibujos?

–Soy de la teoría de que los artistas estamos haciendo a misma obra una y otra vez. Y creo que no es consciente. Seguro que hay una serie de patrones que repito, y como me muevo mucho por el género negro, creo que la conexión viene por el tipo de historia, el bien, el mal y el espacio gris que hay en medio. El género negro se presta muy bien a hacer este tipo de personajes, que son villanos, pero no son blancos o negros. En 'Polar' juego con eso también. Los personajes que se mueven en el filo me gustan mucho. Y lo bonito es que un lector o un crítico puede extraer cosas diferentes.

–¿Qué momento atraviesan la novela gráfica y el cómic, hay un público emergente?

–En temas creativos y de industria, creo que estamos muy bien, porque hay más oferta y demanda que nunca, y los medios para llegar al lector son mejores que nunca. En mi caso he tenido la posibilidad de trabajar para mercados de muchos países. Y se está mejorando que los cómics españoles se pueden vender a Europa a Estados Unidos…

Por otro lado, al volverse el mercado global, la competencia también se vuelve global. Hay más editoriales que nunca, la producción es muy buena, muy variada, y es mas difícil conseguir ventas buenas en un solo libro. Puede que la venta global sea mayor que antes, pero en cada libro… es difícil. A menos que tengas un pelotazo editorial las ventas no son muy allá. Hay que aprender a moverte en este mercado, replantearte las cosas… Pero yo soy optimista. Y con la tecnología también lo soy: sin internet o sin la globalización del mercado yo no habría podido vivir de los cómics.

–A tenor de lo que ocurre en el país, ¿te animarías a hacer una segunda parte para Inatchable, la novela gráfica sobre la corrupción que publicaste en 2012?

–Es del guion que estoy más orgulloso, pero no funcionó todo lo bien que tenía que haberlo hecho. Si Panini [la editorial] se hubiera esforzado con las ventas internacionales podríamos haber hablado en un 'Intachable II'. Yo hice esta obra pensando en que, aunque no fueras español, pudieras entenderla. Yo estaría encantadísimo de hacer una segunda parte, pero que no se venda solo en España.

–Su próxima novela gráfica es 'Bad Girls' (Gallery 13).

–Sí, es con la guionista Alex de Campi. Me resultó muy atractiva la posibilidad de trabajar con esta guionista, no lo había hecho nunca, y también hacer algo para una editorial de libros. Es género negro, va sobre el robo de un casino, justo en la noche en que Batista huye de Cuba y entra Castro… Entonces, aprovechando el caos, cuatro mujeres roban el casino. Es un plantel totalmente femenino, la ambientación es en Cuba… es todo muy nuevo. El cómic sale ahora en julio en EE. UU., y acabaremos sacándolo en España y Europa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos