«Hay muchos tipos de barreras que frenan la cada vez más necesaria justicia social»

Los miembros del Consejo Ejecutivo del Observatorio de Igualdad de Oportunidades se reunieron ayer por primera vez en la UNED/Celedonio Martínez
Los miembros del Consejo Ejecutivo del Observatorio de Igualdad de Oportunidades se reunieron ayer por primera vez en la UNED / Celedonio Martínez

El nuevo Observatorio de Igualdad de Oportunidades de Cantabria, impulsado por la UNED, trabajará por «ayudar a erradicar la discriminación que sufren numerosos colectivos»

José María Gutiérrez
JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZSantander

«Mi sueño es que, algún día, cerremos por falta de trabajo este organismo que hoy ponemos en marcha con muchos retos por delante. Y que, entre un extremo y otro, podamos construir una sociedad más igualitaria», subrayaba ayer José Quintanal durante la presentación del nuevo Observatorio de Igualdad de Oportunidades de Cantabria, del que es director ejecutivo. A su lado, le escuchaban atentos los representantes de instituciones públicas, colectivos sociales y colegios profesionales que se han sumado al proyecto, a quienes el también profesor de la Facultad de Educación planteó un reto: «eliminar de nuestro vocabulario la palabra igualdad y sustituirla por diversidad».

El Observatorio nace impulsado por el Centro Asociado de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) en Cantabria «con el objetivo de ofrecer una respuesta que permita una contribución notable a la cada vez más necesaria justicia social», tal y como explica Ana Martín Minguijón. Por ello, tendrá como prioridad «contribuir al logro de la igualdad de oportunidades en el entorno social, enriqueciendo mediante actividades y programas específicos la mejora de la convivencia y las posibilidades de alcanzar esta meta», detalla la directora de la sede de la UNED en la región, que ahora también se pone al frente de este nuevo organismo.

«La sociedad actual no sólo pone de manifiesto que existen barreras físicas en el caso de las personas con discapacidad, sino otro tipo de barreras sociales que afectan también a otros colectivos -víctimas de diversas formas de marginación o violencia, colectivos más vulnerables propios de la diversidad social...-; hay muchas situaciones de discriminación que nos permiten poder cuestionar la eficacia de los derechos que todos deberíamos disfrutar y que desde esta institución queremos denunciar y ayudar a erradicar», enfatiza Martín.

Instituciones y colectivos

Además de los miembros de la UNED Ana Martín Minguijón, José Quintanal, Federico Cameno y María Isabel Taborga, a esta primera reunión del Observatorio asistieron Elvira Roel, Jefa de la Oficina de Cooperación para el Desarrollo de la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria; Pilar Quintana, Jefa de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Santander; Patricia Portilla, concejala de Bienestar Social del Ayuntamiento de Torrelavega; Javier Incera, alcalde de Colindres; Mar Arruti, presidenta de Cermi Cantabria; Rosa Isabel Pérez, Directora Territorial de la Fundación Secretariado Gitano de Cantabria; Beatriz Rugama, vicepresidenta del Colegio Oficial de Trabajo Social; Sara Peláez, vicepresidenta del Colegio Profesional de Educadores y Educadoras Sociales; y Marta Cimas, vocal del Ilustre Colegio de Abogados. Todos ellos integran el Consejo Ejecutivo del organismo, al igual que Ana Isabel Méndez, directora general de Política Social, y Alicia Renedo, directora general de Igualdad y Mujer, que no pudieron asistir a la cita.

Perspectiva «más global»

Para hacer frente a esta realidad, los miembros del Observatorio se han puesto como deberes proceder al estudio de la igualdad y justicia social, diseñando programas de conocimiento, evaluando necesidades y contribuyendo a la sensibilización del entorno con este tema; establecer planes y programas de acción que minimicen los efectos de cualquier tipo de discriminación; estimular la aplicación y eficacia del principio de igualdad; e incentivar los valores de colaboración y de compromiso participativo de cuantos agentes sociales puedan contribuir de manera efectiva a los fines establecidos.

La directora reconoce que son «numerosas» las ONG's que encaran «con solvencia» la problemática que afecta a los distintos colectivos que padecen situaciones de discriminación social. Pero considera que ofrecen soluciones de carácter «inmediato», ya que cada una en su contexto «afronta con eficacia la satisfacción de necesidades específicas». Por ello entiende que, para «contribuir» a la igualdad de oportunidades, «es necesario dar un paso más, avanzar e ir por delante de las necesidades y abordar las mismas con una perspectiva más global, ofreciendo soluciones que, a largo plazo, aporten la esperanza de su erradicación o, cuanto menos, de una integración normalizadora en la vida social».

El Observatorio, en opinión de Martín, «responde a la vocación» con la que nació la UNED en 1973 -en Cantabria el centro se abrió en 1980-, que fue la de «garantizar la igualdad de oportunidades a muchos personas que no podían acceder a los estudios superiores» por razones de trabajo, familiares, económicas, enfermedad, residencia... «Pero luego -continúa-, consciente de que cumple una función social, aparte de las enseñanzas regladas va implantando la formación permanente, mucha de la cual está enfocada precisamente a fomentar el conocimiento de derechos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos