Leonardo Torres Quevedo

 Teresa Herráez, directora del centro, y Rita García, profesora de Economía y tutora del programa, con los alumnos Elena Santisteban Gutiérrez, Eduardo Limón Ávila, Daniel Hernández Urbieta, Miguel Cuesta Pérez, Diego Dávila Armesto, Andrea Sánchez Hernández, Julia Pontones Munguía, Sofía Trigos de la Mora, Raquel de la Mora San Miguel, Sara Martínez Prieto, Paula Ruiz Velasco, Marta Floranes Elorza, Alejandra Torre Cagigas, Elena Navarro de Castro, Lucía Amo Pando, Aarón Arce Barrio, Alexandru Ciocoi, Elsa Guerrero Berlanga, Elvira González Salmón, Miguel Bezanilla Gallo, Christian San Miguel Goulart, Jesús Agüero Manuz, Heinz Von Lippke Navarrete, Denis Cosciuc, Saúl de los Ríos Alvariño, Raúl Lavín Pajarejo, Thomas Gabriel Roque Do Nascimento De Oliveira y Javier Irulegui Parra.
Teresa Herráez, directora del centro, y Rita García, profesora de Economía y tutora del programa, con los alumnos Elena Santisteban Gutiérrez, Eduardo Limón Ávila, Daniel Hernández Urbieta, Miguel Cuesta Pérez, Diego Dávila Armesto, Andrea Sánchez Hernández, Julia Pontones Munguía, Sofía Trigos de la Mora, Raquel de la Mora San Miguel, Sara Martínez Prieto, Paula Ruiz Velasco, Marta Floranes Elorza, Alejandra Torre Cagigas, Elena Navarro de Castro, Lucía Amo Pando, Aarón Arce Barrio, Alexandru Ciocoi, Elsa Guerrero Berlanga, Elvira González Salmón, Miguel Bezanilla Gallo, Christian San Miguel Goulart, Jesús Agüero Manuz, Heinz Von Lippke Navarrete, Denis Cosciuc, Saúl de los Ríos Alvariño, Raúl Lavín Pajarejo, Thomas Gabriel Roque Do Nascimento De Oliveira y Javier Irulegui Parra. / María Gil Lastra
  • La autonomía personal, el liderazgo, la innovación y las habilidades profesionales son los cuatro pilares sobre los que el centro apoya su labor curricular

Con la participación en el programa de STARTInnova, los responsables del instituto pretenden aunar los objetivos del proyecto educativo del centro Leonardo Torres Quevedo, «destacando la importancia del emprendimiento en la formación académica de nuestro alumnado». También contribuye al fomento de las habilidades empresariales. «Para ello, siempre hemos tenido muy presentes cuatro pilares: autonomía personal, liderazgo, innovación y habilidades profesionales», señala la directora Teresa Herráez. En la labor de tutorización ejercerán su labor Rita García y Pelayo Suárez. «A través de los proyectos empresariales que vamos a realizar, no olvidamos la importancia de formar ciudadanos implicados y activos en una sociedad cambiante y donde una alternativa de futuro es el empleo autónomo», reflexionan.

Este es el segundo año que participan en STARTInnova, y valoran positivamente la experiencia, tanto por parte del profesorado como del alumnado. «Incentivar las competencias y habilidades que adquieren nuestros alumnos, fue decisivo para el logro de los buenos resultados obtenidos el año anterior, y nos sirven de estímulo para afrontar esta edición con más motivación», afirma Herráez.

Los tutores se muestran motivados con el cambio que supone la implantación de un proceso de enseñanza de aprendizaje, basado en la realización de proyectos. A través de estos, logran impartir todos los contenidos académicos y curriculares de la materia, que impulsa al alumnado a una participación más activa.

La posibilidad de poder contar con formación externa para los tutores, apoyo del alumnado e2, además de la colaboración con su mentor, el Centro Tecnológico de Componentes, hace que se generen sinergias positivas para el desarrollo de los proyectos que realiza el alumnado, consiguiendo que sean «más enriquecedores y cercanos a la realidad de nuestro entorno».

Por último, el equipo de profesores quiere dejar constancia de la valoración que dos alumnas de 2ºBachillerato, participantes por primera vez en el programa, Elsa y Elvira hacen al respecto: «Creemos que STARTinnova es un gran proyecto de emprendimiento que nos va a ayudar a demostrar lo que somos capaces de hacer, a trabajar en equipo, a innovar y a encontrar soluciones a los problemas a través de la negociación».

Las alumnas cuentan con una motivación extra gracias al ejemplo de sus predecesores que resultaron finalistas de la edición anterior gracias al diseño del mecanismo AlphaDryer. Un bagaje de gran valor que les sirvió para potenciar su crecimiento personal, mejorar la autoestima y ganar en conciencia de las propias posibilidades.