Colegio Sagrado Corazón - Esclavas

Alumnos y docentes del colegio Sagrado Corazón-Esclavas participantes en STARTinnova.
Alumnos y docentes del colegio Sagrado Corazón-Esclavas participantes en STARTinnova. / DM
  • La participación voluntaria y desinteresada de los alumnos, en horario extraescolar, es una manera de lograr mayor implicación e ilusión

Cuando hace dos años se planteó al centro Sagrado Corazón-Esclavas la posibilidad de participar en este proyecto, «algo nuevo, desconocido», como recuerda su directora, Mercedes Viena, «nos pareció que lo que ofrecía era bueno para la formación de nuestros alumnos, una oportunidad muy interesante».

«No tuvimos ninguna duda y aceptamos la propuesta», añade con seguridad. Dos años después, continúan convencidos de que "embarcarse en este proyecto «merece la pena".

El respaldo de El Diario Montañés y el de su empresa mentora, Wolder, junto a «la ilusión con que lo abordamos el reto desde el colegio, nos ayudarán a sacarlo adelante». La participación de los alumnos es voluntaria y desinteresada. Desinteresada porque no lleva a ningún premio académico (traducido en notas), aunque «la experiencia y la formación que reciben, eso no se lo quita nadie», especifica.

Actividad voluntaria y desarrollada en horario extraescolar, con las dificultades que esto conlleva, pero «estamos convencidos de que es la manera de que los alumnos que se impliquen en el proyecto lo hagan de verdad; cada uno de ellos ha decidido participar y también están poniendo mucha ilusión».

Este método de trabajo se encuadra en la educación «más allá del aula» que guía la línea curricular del centro. Se trata de estar en contacto con el entorno, la cultura o la sociedad del modo más integral posible.

El sistema de trabajo de STARTinnova ayuda a los estudiantes a conocer formas de desarrollo diferentes a las curriculares del día a día. Les hace enfrentarse a un trabajo en el que, por primera vez, se plantean un proyecto real y una tarea de emprendimiento con todas sus dificultades y con todas sus riquezas.

«Hoy en día tenemos que buscar en nuestros alumnos una formación integral y lo más completa posible», comenta la responsable del Sagrado Corazón-Esclavas.

El estilo educativo de las Esclavas, se denomina 'Pedagogía del corazón' y es el modo con el que se busca acompañar a los alumnos en su procedimiento de crecimiento, tanto dentro como fuera del aula. Esta forma de educar busca llegar al corazón de la persona «pues sólo desde ahí es desde donde se produce la verdadera transformación y crecimiento de la persona». «Ninguno sabe cuales serán sus pasos a cinco o diez años vista y hay que estar preparado para todo». Los tiempos van cambiando, pero tal y como están las cosas en este momento, el mundo del emprendimiento y la innovación les pueden abrir muchas e interesantes puertas.

«Educar supone un proceso de estímulo y de ayuda en el crecimiento personal» y en STARTinnova, ese crecimiento se orienta a la innovación.